Páginas vistas en total

lunes, agosto 27, 2012

Saliendo del G-10 también hay toreros

Pues sí. Parece que poco a poco el G-10, esos 10 toreros referencia, nos va aburriendo. Nos aburren los toros simples y sencillos que hacen ganaderías como Núñez del Cuvillo o Juan Pedro Domecq. Nos aburren por la sencilla razón de que un toro ha de ser un animal bravo, encastado, bravo otra vez... Y no un toro noble y enclasado que se deja fácil y no desarrolla ni una pizca de maldad. A mí, personalmente, esos toros me aburren. A los toros voy a emocionarme viendo como un torero es superior a un toro que embiste con casta pero que tiene sus complicaciones, y a ver como el torero lima las asperezas de su oponente.

Algo así ha pasado hoy con un brillante Luis Bolívar. El colombiano ha estado muy firme, templado y con oficio ante un toro muy noble, con mucha calidad, pero con ciertas cosas que pulir y que el matador de toros de Cali ha sabido solucionar a la perfección. Para mí, uno de los toros más completos de la Feria, un toro con las cosas buenas básicas necesarias pero con cosas malas que muestra en varas y banderillas y que puede uno apreciar cómo las arregla el matador. Su otro toro, un astifino peligroso de Victorino, no tenía ninguna opción de buen toreo y ha sido imposible lidiarlo.

También hoy brillante Diego Urdiales. Después de un toro peligrosísimo -el primero- y una cogida (ahora hablamos de ella), se veía en el callejón, en medio de una tarde peligrosa, teniendo que matar otros dos toros más. Un papelón para el riojano que ha sabido solucionar sin mayores problemas, tirando de arte, de gusto, de tablas, de torería y, sobre todo, de valor y coraje. Su otro toro, el cuarto, le ha pegado una voltereta impresionante, desplazándolo unos 10 metros entre el revolcón inicial y el empujón posterior. Tras eso, el toro ha aprendido muy rápido y ha comenzado a meterse por dentro y desarrollar un peligro que sólo tenía un final posible, el estoque. Tampoco ha sido mucho mejor el quinto, lidiado en sexto lugar por la cogida de Javier. Un toro manso, sin entrega ni humillación, al que Diego le ha cortado la oreja como premio a la presencia, a la magnífica tanda de naturales y, qué leches, a haber estado como ha estado durante toda la tarde. Ha puesto Urdiales lo que no tenía el toro. Tremendo.

La cara oscura es para Javier Castaño. El matador leonés se las ha visto con un toro que ha mostrado desde el principio mucho peligro. En los lances del recibimiento, 'Conducido' ha puesto tal intensidad que Castaño se ha puesto nervioso y se ha cerrado a sí mismo contra las tablas. Se ha jugado la vida, suerte que el toro ha pegado el derrote hacia fuera y no le ha llegado a coger. Uno de los problemas de los victorinos es que aprenden rápido, y sólo con decirles que el toro, al reencontrarse con Javier en la capa, le ha hecho lo mismo otra vez, les estoy diciendo todo. La faena de muleta ha sido de escándalo y la hemos vivido con el corazón en un puño viendo a Javier por los aires en muchos momentos. Para su tranquilidad, hay que decir que solo le ha conseguido coger en una ocasión, propinándole una paliza que ha terminado con unos fuertes dolores en la zona de las costillas y la entrada a la enfermería a la postre de la muerte del toro. El resultado, traslado al hospital de Basurto para mayores pruebas. Hasta ahora se ha podido asegurar que no hay rotura de costillas, una noticia aliviante para los muchos seguidores de este torerazo.

A destacar negativamente está el público, que ha aplaudido a tres toros complicadísimos y con pocas opciones, silvando, injustamente, a los toreros que se han jugado la vida.

Cierro con la ficha pero mañana más no, me temo, de aquí a Valladolid, Albacete, o tal vez ninguna. La próxima fija, San Miguel (Sevilla), a mediados de Septiembre. Muchas gracias por estas dos semanas, un saludo.

6 toros de Victorino (los dos primeros muy justos de hechuras pero pasando en trapío, el tercero mejor, el cuarto torazo) para:
Diego Urdiales (azul turquesa y oro): Ovación tras aviso, vuelta al ruedo con petición, oreja (en el quinto, lidiado en sexto lugar y como sustitución del herido Castaño).
Javier Castaño (azul turquesa y oro): Herido.
Luis Bolívar (fucsia y oro): Pitos, oreja.
Tarde soleada y sin mucho calor pero con el sol pegando muy fuerte con casi media plaza.

sábado, agosto 25, 2012

Un toro y medio

Toro y medio. Eso es lo que se ha podido sacar de la tarde de hoy. No más. Y es una lástima porque, tras dos años seguidos obteniendo el premio a la corrida más completa aquí en Bilbao, creo que todos esperábamos algo más. El desfondado primero, el geniudo tercero, el desclasado cuarto y el soso sexto no han dado opción a los dos espadas que repetían hoy en Vista Alegre: Ponce e Iván Fandiño.

La corrida ha sido muy larga, con una duración completa desde las 18:00 hasta las 20:45, hora a la que la plaza se ha terminado de vaciar completamente. En gran parte sosa, aburrida, sin opción en muchos de los toros y con la ganadería en el punto de mira.

Miguel Ángel Perera se ha llevado el lote, le han ido a tocar los dos toros toreables al mismo. Por fortuna, le han tocado al que no había realizado el paseíllo todavía en Bilbao, habría sido una pena que le tocaran los torazos a Ponce o Fandiño, más aún considerando que ellos ya habían cortado premios en sus otras tardes. El segundo de la tarde se ha agotado rápido, sólo cuatro tandas después del comienzo del tercio de muleta. En mi opinión, este pronto final se ha debido en parte a la alta exigencia que le ha puesto Perera, pidiendo mucho desde el principio a un toro que se veía que le iba a faltar fondo. Pese a todo, ha sacado dos o tres naturales impresionantes, en los que se ha parado el tiempo viendo como Perera, muleta en mano, mandaba a un toro con ese arte y esa clase que pocos toreros tienen. El quinto ha sido, incluso, más toro. Muy protestón, se han exigido mucho mutuamente, el toro a Perera para frenarle esas protestas (que él ha detenido con mucho temple) y Perera al toro mandándole y dándole el tiempo justo. Más asentado en esta faena, ha vuelto a cortar otra oreja, de nuevo, de mucho peso.

Sin opciones Enrique Ponce en su segunda y última tarde en las Corridas Generales de Vista Alegre. Tras el homenaje realizado al matador valenciano antes del festejo con motivo de su 55 paseíllo en esta plaza, se ha mostrado muy activo, templado, y acertado en la elección de terrenos y tiempos en su primero, un toro muy complicado, sin fondo, sin casta, necesitado de tiempo y poca exigencia. Una tanda ha durado, aquella en que Ponce le ha exigido, ya hacia el final. Sin opciones en el cuarto también Enrique Ponce. Rajado, sin fondo, girándose rápido y sin humillar, el alcurrucén no le ha permitido al de Chiva estar cómodo.

Iván Fandiño ha sido hoy el 'quiero y no puedo', no por él, sino por el toro. Su primero, bruto, con mucho genio, que no casta, mansito y desclasado donde los haya, le ha dejado muy pocas opciones al de Orduña, algo falto de temple pero muy voluntarioso buscando lo imposible. El último de la tarde, otro imposible, ha terminado por aguar todas las esperanzas que quedaban en el tendido hoy, tras ver una tarde aburrida, sosa... Un petardo.

Cierro, ficha y mañana vuelvo con la última de Feria. Muchas gracias.

6 toros de Alcurrucén, 1º, 4º y 6º anovillados e inaceptables para Bilbao, para:
Enrique Ponce (sangre de toro y oro): Palmas, ovación.
Miguel Ángel Perera (grana y oro): Oreja, oreja.
Iván Fandiño (oro y oro): Ovación, silencio.
Tarde nublada con algo de lluvia en el primer toro. Media plaza.

viernes, agosto 24, 2012

El toro artista en una tarde pasada por sustos

Menuda tarde hemos vivido hoy en Bilbao. Mucho de que hablar, el toro artista, el petardo de Domecq, el elegante Ponce, sin transmisión Luque y con mucha vergüenza torera Jiménez Fortes. Vamos a ello.

Juan Pedro Domecq y demás ganaderías de este encaste nos aburren. Los toros son un negocio, y claro, tener una ganadería sólo sale rentable cuando hay toreros que quieren matarla, así que haciendo toros con casta, con bravura, que embistan, que repitan y que exijan no se llega muy lejos como ganadero. Una lástima, digánselo si no a estas ganaderías que lidian en todas las plazas gracias a ese toro noble, enclasado y facilón que hacen. Dile a Ponce que te toree un Victorino Martín, a ver que te dice.

Otro problema grave de buscar un toro de torero y no de público, el llamado por el propio ganadero el "toro artista", esque es muy fácil pegar un petardo. Por la sencilla razón de que se crías a un toro para que solo desarrolle nobleza y clase y le faltan cualquiera de los dos te has quedado sin toro. Y eso le ha pasado a Juan Pedro en... ¿Cuántas plazas ya? Pues cuatro, señores, cuatro. Pasó en Valencia, en Sevilla, en Madrid y ha pasado en Bilbao. Pero lo que sí que es un problema de esto es que los toreros seguirán toreando ganaderías como ésta (porque a ellos un petardo no les cambia nada, al fin y al cabo nadie les exige con toros inválidos) y por tanto seguirán apareciendo en los carteles de las grandes y las menos grandes Ferias. La pescadilla que se muerde la cola.

Dejando los toros aparte, intentemos centrarnos en los toreros y resumir la tarde de la terna. Por merecimientos propios empiezo por el señor Saúl Jimenez Fortes, que se ha jugado el tipo hoy en Vista Alegre. En su primer toro ha pecado tal vez de insistente, de querer hacer tantas y tantas cosas que parecía llevar pensadas desde el hotel. En su insistencia en los redondos (si no me fallan los números ha intentado cuatro) ha llegado su primera voltereta, esta con cogida. La imagen habla por sí sola, aunque siento la mala calidad. Hay que decir que en la plaza se hablaba de puntazo o incluso de voltereta sin perforación del pitón, pero las esperanzas se han acabado cuando se ha dirigido a la enfermería. Aun así, su mérito tiene haber mostrado semejante entereza, que el tendido no ha sido capaz de apreciar que Saúl había sido empitonado.

Considero que Daniel Luque  es el otro torero que deja mucho que hablar. Como viene siendo habitual, se ha mostrado frío. Creo que nadie llega a entender por qué no termina de triunfar, pero empieza a preocupar ver que tiene futuro, que tiene arte, que tiene elegancia, clase y temple, pero que le falta algo de chispa, ese triunfo que impulse su carrera y le suba a lo alto del escalafón. Verdaderamente da pena que un chico con tanto futuro siga siendo, cinco años de alternativa después, un torero con progresión, y más aún viendo que sus dos toros de hoy, por ejemplo, tienen cosas interesantes. El primero con cierta casta y el segundo con una embestida profunda, difícilmente aprovechable por la mala condición del toro, pero con ciertas posibilidades.

Enrique Ponce, por su parte, ha puesto elegancia y temple, sobre todo elegancia, en el flojo primero de la tarde. Ese ha sido el único toro que le ha salido bien a Juan Pedro. Un toro noble, enclasado, sin una pizca de casta ni genio, un toro de torero, que ha permitido a Ponce estar cómodo (demasiado) y sacar el torero que lleva dentro. Ha cortado la oreja el de Chiva ante el toro artista sin emoción. En el cuarto de la tarde, nada ha podido hacer Enrique.

Ficha y mañana más, ya con la 8a de Feria, anteúltima, por tanto. Buenas noches y muchas gracias.

6 toros de Juan Pedro, pésimos en comportamiento y con tres flojos de presentación (el quinto conocía incluso los corrales de Las Ventas), para:
Enrique Ponce (gris perla y oro): Oreja, silencio.
Daniel Luque (rosa fucsia y oro): Silencio, ovación.
Jiménez Fortes (nazareno y oro): Ovación, ovación.
Saludaron Juan José Trujillo y 'Zuri' (Jiménez Fortes). Tarde soleada y muy calurosa con media plaza.

El pase

Un pase. Y no hablo de cuando un jugador cede el balón a otro, ya sea con el pie o con la mano. Hablo del pase aplicado al toreo. ¿Qué es un pase? Según la enciclopedia de los toros, 'El Cossío', un pase es "lance o suerte de la muleta en que se moviliza el toro de sitio permaneciendo el torero parado". Por aquí salen cosas interesantes ya. Más extraña es la definición de la RAE, a  mí me gusta menos, dice "cada una de las veces que el torero, después de haber llamado o citado al toro con la muleta, lo deja pasar, sin intentar clavarle la espada". Todo esto lo saco para poner sobre la mesa la información que voy a usar para resumir por qué la faena de El Juli no me ha llegado y no me ha parecido de Puerta Grande como ha sido.

Julián López Escobar "El Juli" ha cortado dos orejas en Bilbao llegando al tendido como nunca lo había hecho (nunca había salido a hombros en el coso de la calle Martín Agüero). Juli ha toreado con la muleta muy pura, ofreciéndola plena, pero descargando la suerte y totalmente al hilo. Para los que no sepan a qué me refiero, o bien discrepen, me explico. Julián retrasa el pie contrario en cada pase para poder hacerlo más largo, convirtiendo cada uno de ellos en falsos redondos en los que, lógicamente, tiene que mover su cuerpo para acompañar el movimiento del toro y que no le desarme. Un poco a raíz de descargar la suerte llega el toreo al hilo, torear escondido detrás de la oreja del toro. Imagínense la escena, El Juli girando sobre sí mismo para acompañar la embestida del toro con el brazo totalmente alargado y llevando al toro pegado a la muleta, lo que provoca que los pitones del toro pasan su cuerpo antes de que él le de la cara a la res. Es por estos dos motivos por los que digo que no ha merecido dos orejas. Entiendo que una podría haber sido justa por su entrega y temple, pero dos no las veo factibles para una plaza como Bilbao.

Otro trofeo desmerecido nos ha dejado Alejandro Talavante. Gris en su primero, frío, sin transmitir, incapaz de limar las cosas malas de un toro con mucha nobleza y profundo, y muy parecido en su segundo, sacando algún muletazo a un toro con humillación, casta, nobleza y hasta cierta clase. Flojo Talavante en la tarde pero  ha cortado una oreja. Lo más asombroso es que Bilbao sea capaz de sacar un pañuelo en una faena así, como la segunda de Fandiño ayer, pero más increíble todavía es que el "gran aficionado" de nuestro presidente (sin ánimo de ofender en ningún momento) conceda esa oreja a un torero que, vale, ha hecho un esfuerzo, pero no ha llegado ni a un cuarto de su potencial.

Y me falta Padilla. ¡Ay Padilla, cuánto valor tienes pero qué difícil se te hace torear con gusto! Siento ser así de directo pero Padilla, aun más voluntarioso y menos encima de los toros que antes de su cogida, sigue teniendo lagunas. Que sí, que es verdad que tiene un par de eso para ponerse delante de un toro, y es verdad que a mí me pones uno delante y corro más que en toda mi vida junta, pero si él se pone delante se supone que es porque sabrá torearlo bien. Y no ha sabido, desde mi punto de vista. Siempre fuera de cacho, falto de temple, toreando de pico y dejando al toro tocar la muleta. Es una pena que una persona tan grande sólo esté una tarde en Bilbao, pero, con el debido respeto, no justificaría dos.

En cuanto a la ganadería, El Pilar, muy noble en general, los toros se han dejado, ha faltado un poco de casta, de garra (los únicos que ha habido así han sido los dos de Talavante y tal vez el segundo de Juan José), pero ha dado opciones a todos salvo uno de ellos, diría yo, el quinto de la tarde, segundo de Julián.

Cómo habéis podido apreciar, personalmente, estoy muy defraudado con el comportamiento de la plaza en las dos de El Juli, en la de Alejandro Talavante, y en el aplauso en el arrastre de algún toro pésimo. Quiero terminar diciendo que esta actitud algo crítica en ningún momento trata de ser ofensiva y respeto a todos los aficionados y sus opiniones, y soy consciente de que muchos de ellos habrán visto más toros que yo a lo largo de su vida. Es una simple opinión.

6 toros de El Pilar, muy bien en comportamiento menos el inválido quinto, flojos de presentación, algunos con poca cara pero buenas hechuras, que en conjunto no dejan de hacer un toro justo de trapío si lo sumamos a los no descarados pitones, para:
Padilla (¿avellana? y oro): Silencio, silencio.
El Juli (Nazareno y azabache): Dos orejas, ovación.
Talavante (blanco y plata): Silencio, oreja.
Tarde nublada con dos tercios de plaza. Se aplaudió al picador del segundo de El Juli.

miércoles, agosto 22, 2012

Son ganas de criticar

La nobleza. La casta. Mucha gente pide toros nobles pero encastados, enrazados, pero cuando salen toros con mucha casta (eso que tanto han pedido ellos) se ponen a protestar. El ejemplo está esta misma noche en el twittendido y en demás lugares donde intercambiar opiniones sobre la 5a de Feria de las corridas generales de Bilbao. Se quejan muchos de que Jandilla ha sido muy noblona pero sin mala gaita y luego cuando Fuente Ymbro manda la corrida más encastada de la Feria (que lo será, ni lo duden), se quejan. A mí que me lo expliquen.

Pintaba la tarde de hoy floja, al menos para mí, salvo Iván Fandiño. El Cid, ese torero que tanta torería ha tenido, que tanto arte ha derrochado, que tantas plazas ha llenado, pero que poco a poco, amigos, va perdiendo su magia. Aun conservando una gran zurda, Manuel Jesús Cid Sala es, cada vez, un torero menos anunciado. En cuanto a Mora, para gustos los colores. A mí, personalmente, no me gusta. De ahí que me pareciera un punto débil en el cartel considerando además que era su segunda tarde. Y no ha estado mucho mejor de lo que se esperaba. Vamos a ello.

El Cid, espada más veterano por orden de alternativa, ha abierto plaza con 'Honorable', un toro negro de 531 kilos. Un toro despistado y saliendo por arriba por el izquierdo y cerrándose mucho y con maldad por el derecho, no ha dado demasiadas opciones a un Cid que ha intentado por activa y por pasiva ligar bien una tanda sin resultado alguno. 

Mejor podía ser el cuarto, 'Horroroso', un toro muy noble y muy enclasado en su larga embestida por el pitón derecho pero quedándose corto y sin ritmo por el izquierdo. Manuel lo ha intentado y ha sacado buenas tandas, dos en concreto. "Con sabor agridulce porque le tenía cortada la oreja del segundo con mucha fuerza, pero la espada..." declaró mediante twitter el matador sevillano. No le falta razón.

Para Fandiño eran segundo y quinto, por orden de antigüedad, como siempre. Su primero, el segundo de la tarde, nos ha dado antes del tercer tercio el mejor ejemplo de lo desastre que puede llegar a ser una lidia. Se ha encelado con el caballo y no había quién los separase. Ya en la muleta, ha dado alguna opción y ha dejado cosas interesantes por el derecho, pero no ha sido un buen toro ni mucho menos. Iván le ha cortado una oreja "Made in Fandiño", inventada por él poniendo en la faena lo que no tenía el toro. Sólo le ha faltado una cosa al de Orduña, quizás algo de entrega.

Con el quinto tampoco ha hecho muchas bromas Fandiño, ha dejado claro a qué venía, ha sido muy superior a un inválido, sin duda el peor toro de la tarde. Sin fuerza, sin transmisión, Fandiño ha hecho un esfuerzo monumental que, sumado al estoconazo (no peor que el otro), le han dado otra oreja. Para ser justos, hay que decir que la lidia no ha sido lo suficientemente buena como para darsela (en mi opinión y contrastando muchas) y la petición no ha llegado ni a un tercio.

David Mora ha sido la parte gris de la tarde. Le ha tocado el lote, sin ninguna duda, en especial en su primero, el tercero de la tarde. Un toro que necesitaba tiempo entre tanda y tanda, necesitaba poca exigencia y suavidad al citarle, pero David ha hecho lo contrario y, aun así, ha cortado la oreja. Para que se vea lo bueno que era el toro, con muchísima suavidad y profundidad por el derecho.

Menos sencillo ha sido el sexto aunque también ha dejado cosas. Un toro mirón, con una falta de ritmo clarísima. Mora ha estado muy encima en todo momento y no le ha puesto las cosas fáciles a un sexto que ya de por sí era poco toreable.

Cierro con la ficha y mañana volvemos, a ver que tal El Pilar para Padilla, Julián López y Alejandro Talavante. Un saludo.

6 toros de Jandilla, bien de hechuras menos el primero, muy justo de trapío y muy atacado de kilos, y con poca cara en general para:
El Cid (grana y oro): Silencio, ovación.
Iván Fandiño (rosa y oro): Oreja, oreja.
David Mora (sangre de toro y oro): Oreja, aplausos.
Tarde nublada con las orejas en rebajas, casi media entrada. Saludaron 'El Puchi' (Mora) y Víctor Manuel Martínez (David Mora), 

martes, agosto 21, 2012

Núñez, muy Núñez

Ha finalizado a eso de las 20:15 la cuarta de Feria en Bilbao, con Cuvillos para Morante, El Juli y Talavante. Vuelve a ver diversidad de opiniones, he leido crónicas antes de hacer ésta hablando de toros sin opciones, y otras hablando de la corrida del año. Lo que está claro, o eso pienso yo, es que la corrida de hoy ha sido de Núñez del Cuvillo. Suena obvio, pero a lo que voy es a que si te ponen esta corrida por la tele y te dan para elegir entre cinco ganaderías y te preguntan que cual lidia, responderías Cuvillo. Seguro. Muy en el tipo, noblona, con clase (incluso menos que habitualmente), sin desarrollar maldad y con poca casta, muy poca. Incluso con falta de emoción. Y también en trapío, con poca cara, bajitos, cortos, pero, según el ganadero, "tienen el tamaño perfecto para estar bien presentados y que tengan movilidad".

Morante de la Puebla ha inaugurado la tarde con 'Pegajoso', un ejemplar de la titular Núñez del Cuvillo muy noble, sin maldad e incluso encastadito, pero con su mayor defecto en la clase. Salía por arriba el astado, pero Morante ha sabido entender al toro y lo ha mejorado rápido. Ha hecho al toro parecer mejor de lo que era rematándolo por abajo y bajando muchísimo la mano en toda la embestida. La espada ha sido su mayor error, pinchando dos veces y demos gracias que ha entrado dos, porque no parecía tener muchas ganas.

Cosas del destino, Jose Antonio se ha encontrado con 'Cacareo' para el cuarto de la tarde, un toro con el mismo nombre que aquel al que le cortó las dos la pasada Feria de Bilbao, pero un toro que no ha tenido nada que ver con su tocayo. Muy rajado, despistado, sin clase alguna y complicado, pero Morante ha sido superior en todo momento y ha demostrado que una de sus mayores virtudes es entender a sus toros. 
Foto: Cultoro.com

Julián López "El Juli", en medio de esta época de buenas intenciones -financiando el 50% del importe de sus entradas a los menores de 30 años-, tenía que justificar la presencia de todas esas personas (en su mayoría las del tendido 8) que estaban allí por él, y lo ha hecho con creces. Su primero, un toro muy noble, que se ha dejado pero no ha transmitido le ha dado a Julián la oportunidad de demostrar lo templado que puede torear, pero no la oportunidad de llevar una faena de buen ritmo que animase al tendido a sacar el pañuelo.

Ya desde el tercio de banderillas de 'Barrilero', su segundo, ha demostrado que iba a por todas. Ha dejado asombrada a toda la plaza con un quite por revoleras y chicuelinas, mezcladas de una manera muy curiosa que yo, personalmente, no le había visto nunca. Un toro noble, enclasado y con humillación ha dado muchas opciones a El Juli, que ha puesto la emoción de la que carecía el ejemplar y ha cortado la oreja. La estocada, inmensa. Como la otra.

Alejandro Talavante no se ha encontrado hoy en Vista Alegre. Su primero, el tercero, ha sido un toro vacío y el extremeño a abreviado la faena a tres minutos, gracias a Dios.

Para el sexto le debían quedar las fuerzas ahorradas en el tercero, que se unían a la buena noticia de que el ganadero, Álvaro Cuvillo Benjumea, había hablado maravillas del último toro. Un buen toro, noble, enclasado, bravo aunque algo despistado que Talavante no ha encontrado en ningún momento. De eso que le pasa a cualquiera, no era su tarde y no era su tarde.

Y así se va otra tarde más de toros, ficha del festejo y hasta más ver. Mañana volvemos por aquí, como siempre. Un abrazo a todos.

Bilbao, 21 de Agosto de 2012. 6 toros de Núñez del Cuvillo (chicos pero bien presentados salvo el 2do y el 4to, que han pasado justitos) para:
   -Morante (oro y oro): Ovación tras dos avisos, silencio.
   -El Juli (grana y oro): Ovación con petición, oreja.
   -Talavante (grana y oro): Silencio, ovación con levísima petición.
Saludaron Javier Cuesta (Morante), Javier Sánchez Araujo (Morante), Álvaro Montes (Juli) y Emilio Fernández (Juli). Tarde nublada con 4/5 de plaza.

lunes, agosto 20, 2012

Se habla de petardo

Llamadlo como queráis, pero la tarde de hoy ha defraudado a todos. Unos lo llaman petardo, y acusan a Fuente Ymbro de mandar toros que no dan juego alguno. Otros prefieren hablar de falta de torería, de que Leandro ha estado poco encima del toro, de que Urdiales ha fallado mucho a la hora de la verdad... Se leen cosas muy dispares en la red social "Twitter". Vamos a repasarlo todo.

'Señorío', un jabonero con carota y algo pasado de peso (más que por número, por aspecto), ha abierto plaza de la mano de Diego Urdiales. El matador de toros riojano se ha encontrado a un toro más dificil de lo que parecía, manso y desclasado básicamente, aunque tenía algo bueno, la casta. Lo ha administrado y lo ha toreado bien Urdiales, haciendo lo que ha podido, pero ha fallado a espadas (como ya viene siendo habitual). Está claro que los hierros no son lo de este chico, pero no quiero criticar que no escribo para eso.

El cuarto de la tarde ha ido de menos a más, ha mostrado fondo y se ha dejado. Soy de la opinión de que el toro se lo ha inventado el de Arnedo, porque antes del tercer tercio todos habríamos apostado por una faena aburrida y sin opciones. Algo le había visto Urdiales, que lo ha brindado al público en una gran ovación.

Leandro, segundo mozo de la tarde, ha estado flojo con su primero. Un toro con calidad en su embestida, noblón y con clase aunque algo falto de fuerza tenía más de lo que ha visto el matador vallisoletano.

Su segundo, Pintor, ha tenido mucho menos. Para mí, el peor toro de la corrida. Un ejemplar de Fuente Ymbro sin humillar, sin clase, sin expresar nada, muy áspero... En definitiva, vacío. Un toro que no ha sacado nada y que no tenía nada que sacar. Sin opciones un Leandro al que se le han vuelto a cruzar los hierros, pinchando cuatro veces y cerrando su tarde en Bilbao con media estocada inaceptable en una plaza como ésta, protestada, por ello, con pitos.

David Mora, la cara alegre de la corrida aunque sin premios ni buena tauromaquia, era el tercer matador de la tarde. Un toro con humillación pero sin ritmo ni clase ha exigido muchísimo al torero que lo ha entendido bien, le ha bajado la mano y lo ha mandado a más no poder. Muy bien David Mora. La estocada, lo mejor de la tarde. Poniéndonos exactos y exigentes podríamos acusarla de caída, estaba dos dedos baja, pero no más.

El último, 'Guardes', ha sido el toro más peligroso del día. Mirón, cerrándose por el izquierdo y con poco recorrido, con la cara suelta, saliendo por arriba y muy desclasado. Una lástima de toro con el que, aún así, David Mora ha estado muy superior. Una estocada algo trasera y tendida aunque posiblemente considerable como buena ha cerrado la tarde de toros del 20 de Agosto de 2012.

Espero opiniones o bien comentando aquí o al perfil de twitter @todo_toros. Cierro con la ficha, muchas gracias por leerme,
Iñigo Martín Apoita

6 toros de Fuente Ymbro bien presentados, no demasiado altos, cortos, con carota pero poco culo para:
Diego Urdiales (verde oliva y oro): Ovación tras aviso, ovación tras aviso.
Leandro (verde esperanza y oro): Ovación tras aviso, pitos tras aviso.
David Mora (Rosa palo y oro): Aplausos, ovación y vuelta al ruedo.
Tarde de sol y nubes con mejor entrada que ayer pero sin llegar a 1/2.

domingo, agosto 19, 2012

2a de Feria, Bilbao

19 de Agosto de 2012. Segunda de Feria, primera de a pie en las Corridas Generales de la plaza de toros de Bilbao en la Aste Nagusia 2012. Y poco de que hablar. Vamos al lío.

Antonio Ferrera era, por orden de antigüedad, como siempre, el encargado de abrir plaza, con el abreplaza "Rabanito". Toro noble, dejándose, aunque afeando la embestida con esa falta de clase, saliendo muy rebrincadito. Ferrera lo ha querido lucir en varas y, de hecho, lo ha logrado, pero el toro no da para todo. Si le haces 'pegarse' dos carreras, empujar bien a un animal de 500kg. y todavía pretendes que te quede para lucirte, lo llevas complicado, amigo. Y eso que el toro, aún mostrando su falta de fuerza, tenía sus opciones. Pero poca cosa. Ferrera no lo ha entendido, o esa explicación busco yo a que un toro tenga opciones y un torero esté bien y no llegue ni a la ovación.

Foto: Cultoro.com
El cuarto de la tarde, segundo del mallorquín afincado en Badajoz, ha tenido menos. ¿Noble? Sí. ¿Enclasado? También. Pero, ¿fondo? No. Poco fondo y humillando poquito. De hecho, lo de enclasado se ha cumplido a ratos. A destacar de este toro, los tres pares de banderillas. Han encendido al, hasta ese momento, aburrido y dormido tendido.

Eduardo Gallo llegaba lleno de buenas esperanzas, de ganas de torear bien y de sacar el pedazo torero que lleva dentro, pero no ha podido ser. Simplemente, ha tenido mala suerte en el sorteo. Ya no sólo por malos, sino por peligrosos, los toros de Eduardo han sido un horror. Complicados donde los haya. En especial su primero, el segundo de la tarde, se quedaba corto, muy falto de profundidad, y cuando pasaba se volvía a una velocidad muy alta y con la caña echada esperando cualquier movimiento para atacar. Eso, unido a una estocada atravesada, ha desanimado al público que, no obstante, le ha animado con unos aplausos al final de la faena.

El quinto de la tarde, peligrosísimo. Se sabía el truco. Ha sido perfectamente consciente en todo momento de quién llevaba los trastos. Mirón, cerrándose por el derecho, pero con una cosa buena, ha mostrado el peligro que tenía. Eso ayuda al espectador -más que al aficionado- a entender por qué no ha podido sacar el pañuelo.

Morenito era el tercer espada de esta tarde que inauguraba el toreo de a pie de este año en Bilbao. Flojo en el tercero pero con pocas opciones ante un toro muy poco toreable, sin pasar, sin humillar y sin ayudar. Muleta a trompicones y dejando al toro tocarla, así no hay manera.

El toro que cerraba el festejo se ha dejado, ha humillado a ratos, ha transmitido mucho y ha tenido más de lo que el matador de toros burgalés ha sabido mostrar. Para mí, el segundo mejor toro de la corrida detrás de 'Rabanito'. Morenito de Aranda, flojo a espadas, ha cerrado una tarde más torista que torerista, aunque creo que esas dos palabras nunca deben ser utilizadas. Ya me explicaré mas extensamente en alguna entrada especial hablando de ese tema.

Cierro, que me enrollo -jejeje-, como siempre dejo la ficha y os doy las gracias a todos por leerme. Intento progresar poco a poco y mejorar como cronista, siempre con paciencia y aprendiendo de todo el mundo. Un saludo a todos,
Iñigo Martin Apoita

Toros de La Quinta, chicos y con movilidad, bajitos y cortos, para:
Antonio Ferrera (negro y oro): Aplausos, ovación.
Eduardo Gallo (azul Bilbao y oro): Aplausos, silencio.
Morenito de Aranda (azul marino y oro): Silencio, silencio.
Tarde soleada en su mayoría con menos de 1/2 de plaza.