Páginas vistas en total

viernes, octubre 04, 2013

La resurrección de El Cid

Imagen de Aplausos
La segunda de la feria de Otoño de Madrid tuvo un nombre propio: Manuel Jesús "El Cid". Hoy dejó claro que todavía conserva ese temple, ese gusto, ese concepto clásico... Esa mano izquierda. Todo empezó con un pique de quites entre el mencionado diestro e Iván Fandiño, que acabó en unos delantales muy templados del sevillano, unas gaoneras del vasco y verónicas menos llamativas del de Salteras. La posterior faena de dos orejas de ley quedó en una ovación cerrada y unánime, pero eso es lo de menos, lo importante fueron las sensaciones que dejó entre el público. El tercio de muleta fue corto a la par que intenso. Un encajado Cid llegó a los tendidos como nunca había hecho en Las Ventas gracias al temple y al gusto con que desarrolló la faena, aunque la espada le privó de los dos trofeos. La de siempre. El toro tuvo empuje, transmisión, alegría y clase, siendo ésta última de la que más careció. El público demandó la vuelta al ruedo pero el presidente no la concedió, seguramente, pensando en el deslucido tercio de varas, en el que el matador no colocó bien al toro y el animal no empujó con los riñones.

El primero de El Cid, segundo de la tarde por la alternativa de Ritter, se movió de un lado para otro sin transmitir nada, al igual que el propio matador. Muchos pensamos que estaba definitivamente acabado, pero el destino nos deparó una grata sorpresa.

A Iván Fandiño se le sigue resistiendo la Puerta Grande del coso venteño a pesar de que hoy la plaza le recibió con un agradecimiento por su gesto de matar los "adolfos" el domingo en forma de ovación que el diestro recogió en el tercio y a la que invitó a sus dos compañeros. Su primero, el tercero de la tarde, fue un ejemplar de Victoriano encastado que se entregó por el derecho pero fue vasto por el izquierdo. Oreja cuestionada al mando, a la verdad, al acople de Iván Fandiño. Muy en su línea.

El quinto duró una tanda en la que apenas humilló y se rajó, mostrando una sosería que no dio opción al espada de Orduña. Lo intentó a media distancia y acabó realizando una faena de cercanías que no tuvo más historia.

Descafeinado paso por Madrid de Sebastian Ritter, quien recordará el día de su alternativa por la ausencia de oponente. Tuvo buen son el toro de la alternativa, pero escasearon fuerza y casta. Alargó el matador colombiano tras una faena de muleta retrasada que provocó que el toro se fuese con el torero en varias ocasiones. Cerró plaza uno de los peores junto al quinto y, aunque éste apretó en varas,
llegó vacío a la muleta. Para olvidar.

Corrida variada en cuanto a juego y presentación de Victoriano del Río: descastados y sin fuerza los dos primeros, encastados y con transmisión tercero y cuarto y más parecida a la primera la última pareja de toros. Tuvieron feas hechuras tercero y sexto, y gran cornamenta cuarto y quinto.

lunes, septiembre 23, 2013

Todos con #BarcelonaTaurina

El mundo del toro se ha unido para defender un derecho: el derecho a ver toros. Por ello, desde este blog nos queremos sumar a la iniciativa de Banderillas Negras, es decir, Jaime López (@Alcobendas82) y @MILINKO_. Les damos las gracias por el trabajo que hacen por esta fiesta y adjuntamos, al igual que muchos otros blogs, el reportaje que han realizado sobre los toros en Cataluña.

Se cumplen dos años del cierre totalitario de la Monumental de Barcelona. Hoy lanzamos un mensaje unitario en defensa de algo que es evidente y que nunca nos debieron arrebatar:
#BARCELONATAURINA.

En un hecho histórico de unión taurina, más de 60 blogs y web, reivindicamos un derecho como es el de la libertad de ir a los toros en Barcelona.

HISTORIA 


Barcelona está unida a la tauromaquia y eso es algo que nadie puede esconder. Sólo hay que repasar la historia de la mano de José Morente (http://larazonincorporea.blogspot.com.es/) e irnos de su mano a una corrida de toros en Barcelona. Eran 3 las plazas de toros que llegó a tener la ciudad condal. Hoy vamos a una corrida en 1912 en Las Arenas:


Barcelona. 9 (12,30 de la mañana)

El ambiente para la corrida de la tarde es sensacional. El festejo ha sido organizado por el aristocrático Círculo Ecuestre que reúne a lo más granado de la Sociedad catalana de la época.
Como además el fin es benéfico (para los damnificados de la guerra del Rif) y asesora a las Presidentas honorarias el simpar Guerrita, toda Barcelona se ha dado cita en la plaza en la que seguro no cabrá un alfiler pues se espera un llenazo.

Guerrita muy bien acompañado como se suele decir por las presidentas de honor a las que asesoraba: Las señoritas Josefina Julia, María Desvalls, Inés Sagnier, Mercedes Bosch, Manolita Ricalt, María
de Sentmenat, Mercedes de la Riva e Isabel de Satrústegui.

Barcelona responde y así recibe a Guerrita. En Las Arenas no cabe un alfiler.


EL TOREO Y LA ECONOMÍA. SIN RAZONES PARA EL CIERRE.

El cierre de la Monumental de Barcelona estuvo plagado de mentiras. Nadie mejor que el profesor Juan Medina en su estudio "Barcelona: la posibilidad de una isla" ha desmontado uno a uno los mitos de un cierre totalitario y sin sentido. De lectura obligatoria su blog Tauroeconomía http://escalafon.blogspot.com.es/

1- Contra el rumor generalizado de que cada vez se celebran menos toros en Barcelona

Aquí demuestra cómo la reducción de festejos en Barcelona va a la par con el resto del país.

2- Contra el rumor interesado de que nadie va a los toros en Barcelona Monumental de Barcelona -

Aforo: 19.582 espectadores   
Temporada 2010 - 18 festejos mayores
Entrada total: 129.000 espectadores
Entrada media: 7.200 espectadores
Entrada máxima: 14.700 espectadores (18 de julio: Fundi, Juli y Manzanares con toros de Victoriano del Río)

Espectadores por festejo: 5.900 4.900 4.900 6.500 9.800 4.900 9.800 14.700 9.800 6.500 4.900 4.900 4.900 4.900 f4900 4.900 9.800 11.750

En el estudio amplía los datos al año 2009 y hace una esclarecedora comparación con el basket.

3- Contra el rumor -paradójicamente tomasista-de que sólo José Tomás garantiza la rentabilidad de los toros en Barcelona. No sólo José Tomás es rentable allí.

Para finalizar deja claro el impacto económico de los toros en Barcelona para su economía:

Una demostración clara de la realidad de un cierre totalitario. El estudio completo pueden encontrarlo en escalafon.blogspot.com.es/2011/06/toros-en-barcelona-la-posibilidad-de.html . 

EL TOREO EN LA MONUMENTAL (DATOS)

Es imposible repasar 100 años de toreo en La Monumental en pocas líneas. En su ruedo se han visto triunfos, sangre, gloria y dolor han ido de la mano. Unos datos sobre la plaza y el toreo allí pueden resumirse de la mano de Datoros.com: http://datoros.com/

Cataluña fue la Comunidad autónoma que MÁS FIRMAS recogió EN TODA A ESPAÑA a favor de la ILP Taurina

Lluis Companys, líder de ERC y presidente de la Generalitat, presidió festejos taurinos en Barcelona y Sevilla

Potrico, de Pablo Romero, fue el 1º TORO INDULTADO en La Monumental. El festejo se suspendió al no querer entrar al corral

Si se juntaran todas personas que votaron al PACMA en Barcelona en las elecciones de 2012, NO LLENARÍAN la Monumental

Desde el año 2000 se han indultado en Barcelona cuatro toros. Finito de Córdoba a Zafiro de Torrealta (2000), José Tomás a Idílico de Núñez del Cuvillo (2008), Miguel Tendero a Rayito de Valdefresno (2010) y Serafín Marín a Timonel de Jandilla (2010).

Núñez del Cuvillo es la ganadería a la que más orejas han cortado en La Monumental en todo este siglo, seguida de Domingo Hernández – Garcigrande y Juan Pedro Domecq – Parladé.

En el año 2000 se celebraron en La Monumental  23 festejos taurinos. En 2011, última temporada en la que hubo toros, la cifra bajó a 16 festejos.

José Tomás es el torero que más veces ha cortado las dos orejas a un toro en Barcelona durante todo el siglo, seguido de El Juli y Serafín Marín. Entre los rejoneadores, Diego Ventura es el torero que más veces lo ha conseguido.

Alejandro Talavante ha toreado ocho corridas en La Monumental de Barcelona. Nunca ha cortado una oreja en esta plaza, en la que no toreó en la última temporada antes de la prohibición.

José María Manzanares es el último torero que logró cortar cuatro orejas en una misma tarde en Barcelona. Además, es la plaza de Primera Categoría en España en la más ha salido a hombros en toda su carrera.

El último torero mexicano que cortó una oreja en La Monumental fue Joselito Adame en 2009 a un toro de San Miguel. El último azteca que toreó en Barcelona fue Arturo Macías en 2010.

La última Puerta Grande que consiguió César Rincón en España fue en La Monumental de Barcelona en septiembre de 2007. Fue su última corrida en Europa antes de su despedida y paseó tres orejas de un encierro de Núñez del Cuvillo.

Enrique Guillén es el último torero que tomó la alternativa en La Monumental. Fue un cartel internacional, con el colombiano Luis Bolívar como padrino y el mexicano El Payo de testigo, el 16 de agosto de 2009.



LA FUERZA DE LA UNIÓN. BARCELONA VUELVE A TENER VOZ.

El pasado día 19 de Septiembre, el grito de #BarcelonaTaurina sonó más fuerte que nunca en las redes sociales. En un acto a repetir de unión entre aficionados y profesionales del toro, se logró ser TT:

UN CANTO A LA LIBERTAD Y UN EJEMPLO DE LA FUERZA QUE TIENE EL MUNDO DEL TORO CUANDO SE UNE.

 BLOGS Y WEBS QUE SE HAN UNIDO:


AJTE
AMBITOTOROS
ARTETRASELOBJETIVO.BLOGSPOT
ASOCIACIÓN TAURINA DE CANTABRIA
BAILE DE CORRALES
BANDERILLAS NEGRAS
BASMALA (SILVIA BARCA)
BASTONITO
BERRENDITA
BLOG DE TAUROMAQUIA
CADILLACMURCIANO.BLOGSPOT
CASTA Y BRAVURA
CERO COBAS
CORNADAS PARA TODOS
CRISTINA PADÍN
CUADERNOS DE TAUROMAQUIA
DATOROS
DE MANO BAJA
DESCABELLOS BLOGSPOT
DESDE EL TENDIDO DOS
DESDE LA ALCARRIA
DE TOROS
DETOROSYMÁS
DIVISIÓN DE OPINIONES
EL CALLEJÓN.TV
EL DOCTOR 2
EL ESPORTÓN
ELITE TORO
EL LIBRO DE SUE
EL LIBRO DEL ARTE
EL TORO DE CENICIENTOS
EL TORO DE LA JOTA
EN BARRERA ISA MOLINA
ENTRE ARTES
ENTRE EL CAMPO Y LA PLAZA
ENTRE MUSAS Y ARREBATOS
ESCALAFÓN JUAN MEDINA
FERIA DE PERALTA.BLOGSPOT
FOROTOROS
FORO JUVENTUD TAURINA
FOTOS PASQUINA BLOGSPOT
HAGAMOS AFICIÓN
JOSÉ MANUEL SERRANO
JOSÉ LUIS CANTOS TORRES
LA NOSTALGIA DE LA TAUROMAQUIA
LA RAZÓN INCORPÓREA
LA SUERTE NATURAL
LAS COSAS DEL TORO
LETRAS TAURINAS
NOVILLADAS SIN
PABLOLR89
PÉREZ ALARCÓN
PICONERA SEVILLA
POR EL PITÓN DERECHO
POR LA PUERTA GRANDE
POR SIEMPRE TOROS
PORTALTAURINO
PUERTA GRANDE DB
REFLEXIONANDO A LA VERÓNICA
RTVTOROS
SANDRA CARBONERO
SINTIENDO EL TOREO
SINTORONADA
TABACO Y ORO
TLAXCALATAURINA
TAUROPHILOS
TENTAZERO
TERCIO DE QUITES
TERCIO DE VARAS
TLAXCALATAURINA
TODO TOROS
TODO TOROS NOTICIAS
TOREANDO EN LA PORTÁTIL
TOREAR BLOGSPOT
TOROS BARCELONA
TOROS GRADA SEIS
TOROS EN MELILLA
TOROS EN PUNTAS
TORO O NADA         
TOROPRENSA.COM
TOROSSIGLOXXI
VALDEBRAUS



viernes, septiembre 20, 2013

Dos conceptos, dos toreros

Logroño, 20 de Septiembre de 2013. Apunten la fecha y el lugar, porque ambas marcarán de ahora en adelante una fecha histórica para Morante de la Puebla. En su currículo aparecerá una Puerta Grande en la plaza de toros de la Ribera tras una faena colosal a un toro vulgar y soso. Por su parte, Miguel Ángel Perera también deberá apuntar esta fecha, tras otra grandiosa faena (más ayudado por el toro que José Antonio) en la que mostró su concepto, muy distinto al de Morante, y su condición de figura del toreo.

Mala, muy mala corrida de Vellosino. Sólo valió un toro, el último. La primera mitad fue sosa, descastada y rajada y el cuarto puso muchas dificultades. Morante hizo bueno al quinto, que se pareció más a los tres primeros que a los otros dos. El sexto se entregó con nobleza y permitió a Perera desarrollar y mostrar su concepto. En cuanto a la presentación, pocos (por no decir ninguno) habrían pasado si el listón hubiese estado donde debería estar en una plaza como Logroño.

José Antonio Morante Camacho está un escalón por encima de todos. No es la primera vez que lo decimos, no, y les puedo asegurar que tampoco será la última, pero hoy volvió a darnos motivos para seguir repitiéndolo. Temple, gusto, torería y valor, cuatro claves fundamentales que un torero debe tener en cuenta cuando coge los trastos y pide permiso al presidente. El segundo de la tarde, muy parado, no dio opciones. Fue el quinto el toro ante el que se vació, relajó las muñecas y se dispuso a torear con un temple escandaloso. Corrió la muleta como servidor no había visto hace tiempo, encajado, como mandan los cánones. Concepto clásico del toreo el del sevillano. El estoconazo fue certero y el toro había perdido las dos orejas antes de caer al suelo.

Un concepto muy diferente del toreo tiene Miguel Ángel Perera, llamenlo "moderno" si quieren. Y a mi me llega menos, me parece más feo, más plástico pero menos puro, mas su dificultad es indiscutible y la calidad con que lo ejecuta Perera más de lo mismo. El extremeño también anduvo muy suelto y templado con el que cerró plaza, si bien es cierto que el toro colaboró más que el inmediatamente anterior. Repitió y se entregó, exigió media distancia y Perera lo entendió a la perfección. En ocasiones retrasó demasiado la pierna y toreó mas estirado de lo que a mí me habría gustado. Se lo sacó todo al toro y se apuntó a la Puerta Grande de Morante con otras dos orejas.

No tuvo suerte Enrique Ponce en el sorteo, y poco pudo hacer ante sus toros. El abreplaza fue un manso, rajado sin casta ni fijeza que no regaló ni una embestida. El cuarto ni se entregó ni humilló, y le faltó un tranco de recorrido. La voluntad de Ponce valió para poco.

domingo, agosto 25, 2013

El misterio de Urdiales

Imagen vía aplausos.es
Me descubro ante Diego Urdiales. Lección de torería la dada hoy en el coso de Vista Alegre ante un encastado y bravo Victorino que tuvo un espléndido pitón izquierdo, noble, humillado, con clase y con ese tranco de más que le faltó por el derecho y a toda la corrida en general. El toreo al natural clásico, profundo y templado de Urdiales llegó a los tendidos a pesar de la lluvia que hizo que la grada se llenara de plásticos multicolor. Al entrar a matar perdió pie y el toro le propinó un puntazo en el brazo izquierdo que no evitó que cortara una oreja ganada a pulso. Su segundo, el quinto de la tarde, fue un reservón muy mirón que no le doy opción alguna de lucimiento. Sin embargo, le tragó mucho y le realizó un macheteo de gran mérito que el respetable agradeció mediante una ovación. En tardes como hoy, nadie entiende por qué este chico de Arnedo no ha terminado de triunfar en su carrera como matador de toros. Es el misterio de Diego Urdiales. 

Una vez más, los asistentes a la plaza de toros de Bilbao no se aburrieron. Victorino Martín Andrés echó un gran toro, tres con malas ideas, uno encastado que desarrolló peligro y otro muy soso. En cuanto a la presentación, la corrida estuvo fue en el tipo, fue armónica y no tuvo exageraciones ni por exceso ni por defecto.

Antonio Ferrera no tuvo suerte en el sorteo pero hizo las cosas como debió. Consiguió el interés de los espectadores y aficionados hacia el primer toro mediante tres pares de banderillas majestuosos en los que el astado no ayudó, arrancándose del todo a escasos metros del ibicenco. A partir de ahí, inició una faena de muleta en la todo lo hizo correcto, aguantando las embestidas de un toro muy andarín, que no tuvo buenas ideas por el derecho y al que el recorrido por el izquierdo se le acabó en dos tandas. Su segundo, el cuarto de la tarde, tuvo también mucha clase por el pitón izquierdo, casta y nobleza. Antonio Ferrera lo vio claro y le realizó una faena trabajosa y de mucho esfuerzo, hasta que desarrolló un peligro que a punto estuvo de llevarse por delante al coleta hasta en tres ocasiones.

El Cid demostró hoy que está para retirarse. Cuántas tardes gloriosas nos ha dado a lo largo de su carrera y cuánto ha perdido de repente. Todo lo que ha perdido en temple y torería lo ha ganado en vulgaridad y ha desarrollado una capacidad asombrosa de dar pases sin decir nada. En el móvil ejemplar encargado de cerrar las Corridas Generales 2013 se le fue un pitón izquierdo que apuntó maneras durante toda la lidia. Lástima ver así al sevillano.

Seis toros de Victorino Martín para:
Antonio Ferrera (azul rey y oro): Ovación y ovación.
Diego Urdiales (verde esperanza y oro): Oreja y ovación tras aviso.
El Cid (azul rey y oro): Silencio y ovación.
Nubes y lluvia con un tercio de plaza.

sábado, agosto 24, 2013

Por torero

Floja corrida de Adelaida Rodríguez, de procedencia Lisardo Sánchez, en la octava de las Corridas Generales 2013. Por encima de todos destaca un monumental Alberto Aguilar que cortó una oreja al quinto tris por valiente, por dispuesto y por torero.

Cuando digo que la suerte de varas es la más bonita que hay en el toreo, es por días como hoy. Una tarde más, la cuadrilla del matador leonés Javier Castaño se lució en todos los aspectos. Sus banderilleros David Adalid y Fernando Sánchez recogieron ovaciones tras las banderillas de ambos primer y cuarto toro. El picador salmantino Tito Sandoval volvió a dar una lección sobre cómo torear a caballo logrando tres arrancadas del bravo cuarto. Para el primer puyazo, Castaño colocó a 'Forzudo' en el lugar habitual, justo detrás de la segunda raya; para el segundo, a media distancia; para el tercero, aprovechó que el toro se quedó plantado en los medios tras un quite de Alberto Aguilar y esperó pacientemente su arrancada. Un verdadero espectáculo que muchos toreros olvidan hoy en día por culpa de los ganaderos, cuyos toros están criados sola y exclusivamente para el tercio de muleta.

Valiente Alberto Aguilar, a quien le costo encontrar un toro con fuerza. El segundo toro mostró una falta de fuerza que le llevó de vuelta al corral. El coleta decidió correr turno y matar el quinto de la tarde, un manso que pasó sin embestir siempre con la cara arriba y ante el que Aguilar estuvo más acelerado que nunca aunque correcto. Salió en quinto lugar por la puerta de toriles el primer sobrero, muy abierto de sienes y serio por delante que, al igual que el segundo, evidenció una falta de fuerza que le salvó la vida. Y lo mismo pasó con el segundo sobrero, quinto bis, un ejemplar de Puerto de San Lorenzo que tuvo que salir por donde había entrado al hacer extraños con la mano derecha. Así pues, acabó en el coso de Vista Alegre un toro de la misma ganadería que el segundo sobrero que había dado 676 kilogramos en la báscula, ahí es nada. El quinto tris fue muy noble pero no aguantó todo ese peso durante mucho tiempo, así que Aguilar tuvo que aprovechar lo bueno que tenía, exprimir el noble y enclasado pitón izquierdo e inventar algo una vez el astado mostró su condición de desfondado. Bilbao premió el esfuerzo que hizo el torero madrileño con  una oreja.

Javier Castaño no pudo estar cómodo en ninguno de sus dos toros. El abreplaza fue un manso, mirón y reservón al que Javier se arrimó correspondiendo a esa moda que se está imponiendo cuando el rival es noble y soso. Todo apuntaba alto en el cuarto tras la lidia que se llevó a cabo, explicada previamente, pero el toro se vino abajo y no ayudó. Fue bravo y tuvo mucha fijeza, pero siempre llevó la cara a media altura y no tuvo fondo alguno. Tampoco se acopló Castaño que toreó a cinco metros.

David Mora no se encontró en ningún momento. Mostró disposición mediante quites, pero de eso no se torea. No encontró el temple en el tercero, un toro en el que el respetable no terminó de entrar por la lluvia, y tampoco se encontró a sí mismo en el último, 'Cara Blanquito', que fue un brusco muy noble al que David toreó siempre despegado y fuera de sitio.

Seis toros de Adelaida Rodríguez, de presentación justa, con hechuras disimuladas, muy de Lisardo por delante, abiertos de sienes aunque con poca cara.
Javier castaño (chenel y oro): Silencio, silencio.
Alberto Aguilar (sangre de toro y oro): Palmas, oreja.
David Mora (marfil y oro): Silencio con pitos, silencio con pitos.
Tarde nublada con algo de lluvia muy intermitente y media plaza escasa.

miércoles, agosto 21, 2013

El que vino, el que está y el que viene

Como no todo es siempre bueno o malo, y tras el petardo de las figuras de ayer, hoy nos entretuvimos en Vista Alegre ante una corrida intensa y con mucho que analizar. Destacan los tres matadores que hoy se enfrentaron a una corrida difícil de Alcurrucén: soberbio Ponce, solvente Perera y cogido Fortes.

Alcurrucén presentó una corrida de toros variada en todos los sentidos. En cuanto a la presentación, el cuarto estuvo muy justo por hechuras y el sexto por trapío; los cuatro toros restantes pasaron sin pena ni gloria. En lo que respecta al juego, la mayoría de ellos compartieron tres características: fueron muy sueltos y bruscos de salida, les costó humillar en la muleta y tuvieron poco recorrido en la misma. A pesar de estas pequeñas pegas, ninguno destacó por falta de fuerza.

Saúl Jiménez Fortes resultó corneado en el muslo derecho cuando finalizaba la lidia a su primero, el tercero en saltar al albero bilbaíno. Tras una faena de poso, seguridad y seriedad ante el complicado astado de exigente pitón izquierdo, le perdió la cara al toro y éste le buscó por la espalda para levantarlo sobre el pitón derecho, bajarlo y volverlo a levantar en lo que acabó en una cornada de dos trayectorias. Está estable en el hospital.

Enrique Ponce volvió a demostrar, un día más, que con poca materia y poco esfuerzo sigue estando por encima de todos (Morante y José Tomas aparte). El abreplaza fue un noble rebrincado que no terminó de humillar y ante el que Ponce abusó del pico sin opción. Pero su segundo, que se lidió en quinto lugar al correrse turno para que Perera matase al último, aunque tampoco tuvo ni humillación ni clase, fue muy distinto a ojos del de Chiva. Brindó al respetable y se inventó una faena de la nada ante un toro que, de no tener delante al matador que tuvo, se habría rajado. Consiguió varios derechazos toreando hacia dentro y cargando la suerte difíciles de repetir en lo que queda de feria y no toreó tanto con el pico de la franela como acostumbra. La faena fue claramente de una oreja de mucho peso, pero marró con los hierros y los pañuelos se pudieron contar con los dedos de una mano.

Firme y seguro estuvo Miguel Ángel Perera, que hoy dio un paso adelante. Le tocaron tres toros, el segundo de los cuales le pisó en el empeine derecho (un pisotón que, por cierto, de haber cargado la suerte habría evitado) y le lesionó. Salió cojeando a matar al sexto de la tarde. A pesar de los dos primeros adjetivos con los que describo la actuación de hoy del diestro extremeño, nunca llegó a adelantar la pierna que torea ni llevó el mando por completo. Además, se arrimó al cuarto toro como si no hubiese mañana cuando el cornúpeta estaba medio muerto y con la lengua fuera. Pero, al margen de esto, la firmeza con que metió en faena al complicado sexto es digna de mención.

Seis toros de Alcurrucén de correcta presentación salvo el cuarto y el sexto.
Enrique Ponce (sangre de toro y oro): Ovación, ovación tras aviso.
Miguel Ángel Perera (corinto y oro): Ovación, ovación, ovación tras aviso.
Saúl Jiménez Fortes (azul marino y oro): Cogido en su primero.
Tarde soleada. Se llenó media plaza.

martes, agosto 20, 2013

Las "figuras" nos engañan


Escandaloso el petardo del escalafón alto de la tauromaquia en Vista Alegre. El mano a mano entre El Juli y Manzanares resultó una mentira infame basada en toros descastados, sin fuerza ni fondo y de transmisión nula que puso la ganadería salmantina El Pilar, la cual debería ser castigada con varios años de ausencia.


Según cuentan, un mano a mano es una corrida de toros en la que se anuncian sólo dos toreros por estar en muy buen momento para ser vistos y comparados por el aficionado. Para ello, debe de haber una rivalidad basada en piques de quites o toros encastados con complicaciones en los que los matadores muestren sus recursos y el aficionado pueda proclamar un ganador y un perdedor. Explico esto para dejar claro el por qué de lo absurdo de este mano a mano ya de entrada. El Juli y José María Manzanares son amigos; tanto, que tientan juntos a menudo. ¿Qué rivalidad y qué piques va a haber entre ellos? Como prueba de lo que digo, ninguno de los dos ha realizado un quite a un toro que no fuese suyo.

Mas allá de los absurdo del planteamiento de este mano a mano, quiero denunciar que las figuras del toreo elijan las ganaderías que quieren torear. Se pasean por las ferias toreando todo aquello que tenga relación con Domecq o, simplemente, aquellas ganaderías cuyo toro medio sea muy noble pero muy descastado y manso. De esta manera, se ahorran las complicaciones que puedan poner las reses de otro tipo de ganaderías, más concretamente, de las llamadas "duras". Pienso que las figuras deberían demostrar que lo son tarde tras tarde. Quizá no jugarse el cuello todos los días, pero matar una de Adolfo Martín o de Miura al menos un par de veces al mes no les vendría nada mal y ayudaría a la fiesta a ganar en verdad.

Otro punto importante que hace que las figuras pierdan valor a mi modo de ver es su costumbre (y esto lo generalizo porque lo hacen todas) de descargar la suerte. Hoy los dos matadores torearon despegados y retrasando la pierna que torea, la contraria. Y esto no es cosa de un día, es más, en la crónica de ayer critiqué a El Juli por hacer esto.

Merece mención especial la manera de entrar a matar de Julián López. Resulta llamativo que una plaza como Bilbao no proteste la manía del diestro madrileño de pegar un salto en medio de la suerte para abandonar la cara del toro y clavar el estoque ya fuera de ella. La imagen de la izquierda corresponde a la corrida de ayer, pero al ser la suerte de entrar a matar muy personal y habitual en todos los toreros se entiende que hoy mató igual.





Las figuras, y en especial El Juli y Manzanares, que llevan ya unos cuantos mano a mano desastrosos juntos, deberían reflexionar sobre este tipo de corridas. Porque ellos son los primeros culpables y porque quien ha ido hoy por primera vez a los toros ya no vuelve, pero sobre todo porque cada tarde en que torean los dos solos le quitan una oportunidad a cualquier otro joven que la puede necesitar. Y no olvidemos que los que vienen por abajo son el futuro y, si no les abrimos las puertas, la fiesta de los toros tiene su final escrito.

Seis toros de El Pilar lavados de cara y justos de trapío salvo el quinto y de juego descastado, soso y borreguil.
Julián López "El Juli" (Nazareno y oro): Ovación, silencio y silencio.
José María Manzanares (Sangre de toro y oro): Palmas, silencio y silencio con pitos.
Tarde soleada con tres cuartos de plaza.

lunes, agosto 19, 2013

El listón de Matías

Cuenta la leyenda que Matías González, actual presidente de la plaza de toros de Bilbao, es un hombre exigente que siempre pone el listón de las orejas de la plaza de Vista Alegre muy alto. Sin embargo, a juzgar por lo visto hoy, los premios están en rebajas.
Imagen via @enekoandueza

Julián López "El Juli" cortó dos orejas al primero de su lote, el lidiado en segundo lugar, tras una faena de mentiras y más mentiras. Y no lo digo yo, lo dice la imagen que ven ustedes a la izquierda estas letras. Me gusta la palabra que he leído en la red social Twitter para describir lo que muestra esta instantánea: "destoreo". Están ustedes viendo a El Juli retrasando la pierna que torea, la contraria, es decir, descargando la suerte, a la par que encogiendo el cuerpo (sacando culo en lugar de meter riñones). Eso es mentir, eso es esconderse. Digan lo que digan, me llamen lo que me llamen, eso no es torear. O al menos no es el toreo que a mi me convirtió en apasionado de esto. Pero, a decir verdad, no sé qué es mas preocupante: que El Juli haga eso o que la afición bilbaína (muy sabia, según dicen) lo tolere. Y no sólo lo tolere, sino que lo premie.



En fin, ese es el espectáculo que ha dado El Juli en el segundo de la tarde, un ejemplar de Garcigrande al que se picó en una ocasión, de mejor entrada que salida, infinita repetición y extrema nobleza que rozó lo borreguil. En el quinto siguió sin erguir la figura y toreando en la periferia.

De destacar la faena de Enrique Ponce al cuarto de la tarde, un toro que no apuntó a nada bueno durante los dos primeros tercios pero que sacó el fondo necesario (en parte debido a que el del castoreño lo dejó crudo) para que el matador de Chivas hiciera un gran esfuerzo y le arrancara algunas embestidas en las que, y no todo podía ser bueno, abusó del pico. Si bien es cierto que todo habría parecido bueno después de lo que hizo con su primero: rendirse pronto con un toro complicado que tenía virtudes.

Alejandro Talavante sigue sin llegar en Bilbao, aunque parece que hoy dio un paso adelante. Quiso prolongar el calentón que llevaba el tendido tras las dos orejas de El Juli en el tercero con un inicio emocionante que hizo presagiar cosas buenas. Sin embargo, tras una faena de altibajos en la que no llegó a sentirse del todo cómodo falló con los aceros y su posible premio se quedó en una mera ovación. Sin torear se quedó el sexto, un toro complicado que demostró mucha humillación y obediencia pero ante el que, desde mi punto de vista, Talavante se quedó sin recursos.

Seis toros de Garcigrande: tercero, cuarto y quinto impresentables; primero brusco, segundo descastado con clase, tercero noble, cuarto profundo, quinto exigente y sexto desclasado humillador.
Enrique Ponce (azul turquesa y oro):  Silencio con leves pitos y oreja.
Julián López "El Juli" (negro y plata): Dos orejas, ovación.
Alejandro Talavante (verde esmeralda y oro): Ovación con vuelta al ruedo, silencio.
Tres cuartos de plaza de nuevo preocupantes. Tarde con más nubes que claros.

domingo, agosto 18, 2013

Nadie se aburrió

Variada y entretenida la corrida de La Quinta para abrir las Corridas Generales 2013, en Bilbao. Sobre todo entretenida. Más que divertida, eso desde luego. Según el cartel que elaboró la empresa, los toros de la ganadería de procedencia Santa Coloma los matarían el sevillano Manuel Escribano, quien poco a poco va entrando en carteles tras cortar dos premios a un Miura en la Feria de Abril, el siempre presente en Bilbao Luis Bolívar y un Rubén Pinar cuya presencia nadie supo justificar.

De destacar el tema de los puyazos, un tema recurrente pero que empieza a ser preocupante. Hasta hace poco, los picadores (o más bien los matadores, que son quienes ordenan a los del castoreño cómo y cuánto picar) tenían la decencia de pegar un primer puyazo y simplemente marcar al toro en el segundo, pero hoy, en los toros segundo y sexto, los dos puyazos han sido meros simulacros. Algunos parecen pensar que los dos primeros tercios son de adorno mientras se espera al tercero.

Manuel Escribano nació en Sevilla, pero cualquiera lo diría. El concepto que uno tiene de los toreros sevillanos es el que puede apreciar en Morante de la Puebla, El Cid o Daniel Luque. Todos estamos de acuerdo en que este tipo de toreros, nos gusten más o menos, buscan un toreo clásico, basado en el temple y en el gusto. Pues bien, el estilo de Manuel es completamente diferente. Aunque sin opciones en el primero, en el segundo de su lote demostró la poca capacidad que tiene de encontrar el temple y, por encima de todos sus defectos, de llevar el mando. A mí, personalmente, no me dijo nada y su oreja me pareció desmerecida.

Quien si me dijo muchas cosas, para bien o para mal, fue Luis Bolívar. El que fuera apoderado por Victorino Martín ha sabido llevar al toro de la corrida, el segundo. Potente, fiero, encastado y bravo el ejemplar de La Quinta al que Bolívar tapó y tragó, buscando el temple en ocasiones pero sin perder la concentración. Una vez lo hizo y el toro se encargó de recordarle lo que es el encaste Santa Coloma mediante una voltereta. Pero al colombiano le tocó aplicar eso de "una de cal y otra de arena" y tuvo que despachar como pudo al quinto, un astado complicado de corta embestida ante el que el diestro nacido en Panamá tuvo nulas opciones. Quizá podamos reprocharle que se echó muy encima en lugar de darle más distancia y otras mil cosas más, pero no vamos a llegar a ninguna parte.

Se puso de acuerdo con Escribano para pegar pases en lugar de torear Rubén Pinar, cuya presencia, comentaba en la introducción, nadie llega a entender, habiendo toreros como Joselito Adame o Antonio Nazaré sentados en el salón de casa. También al diestro de veintitrés años le tocó uno bueno y uno que no lo fue tanto: su primero, el tercero en saltar al coso bilbaíno, fue un soso descastado al que tampoco terminó de entender Rubén; su segundo, el encargado de cerrar la plaza de Vista Alegre, fue un ejemplar con clase, repetición y transmisión ante el que el albaceteño se mostró vulgar e incapaz de buscar el temple.

De la ganadería me quedo con segundo, por su extrema bravura y casta en parte debidas a los nulos puyazos, y sexto, por su clase y profundidad en la embestida.

Seis toros de La Quinta bien presentados, en la línea de la ganadería hoy en día, bajitos pero con cara, y de juego variado.
Manuel Escribano (turquesa y oro):  Silencio, oreja.
Luis Bolívar (sangre de toro y oro): Oreja, silencio.
Rubén Pinar (verde y oro): Aplausos, oreja.
Saludó Raúl Adrada, de la cuadrilla de Luis Bolívar, tras dos pares de banderillas magníficos al segundo de la tarde. Sol y un preocupante cuarto de entrada.

domingo, julio 14, 2013

Poco Miura la de Miura

Últimamente, la frase "sin toro no hay paraíso" suena a tópico, pero es la pura realidad. Es irremediable. Las empresas eligen cuidadosamente las ganaderías, teniendo en cuenta los momentos por los que pasan y el historial que van dejando a su paso por las grandes ferias (me haré el tonto y obviaré que también tienen en cuenta si las figuras de turno las aceptan o no). Pero, en ocasiones, las cosas se tuercen para los ganaderos y salen corridas como la que ha echado Miura para cerrar los Sanfermines del año 2013. Aunque es difícil hablar de una tónica general de la corrida, destaca por encima de todo su falta de casta.

Algunos de los detalles más interesantes de las escasas dos horas de festejo los ha dejado Rafaelillo. Su primer toro, el abreplaza, no le ha dado ninguna opción pero tampoco le ha metido en apuros. A pesar de no haber podido expresarse en un solo pase, se ha tirado a matar como mandan los cánones, pero algo malo le ha debido ver el palco que no le ha premiado con la oreja que esa estocada merecía. Y no quizá por culpa suya, sino por la de los espectadores que, un día más, abarrotaban el coso navarro. El que no haya sacado el pañuelo al término del primer toro se delata él solo.

El cuarto ha pasado de ser un toro sin opciones a ser un toro malo. Mirón, peligroso y sin pasar, ha obligado a Rafael a sacar a relucir esas tablas que tiene ya como matador profesional. Cuarenta corridas de Miura son muchas corridas, y siete seguidas en Pamplona tampoco deben quedar en vano.

Saúl Jiménez Fortes pidió expresamente la corrida de Miura y así la obtuvo. En su primero, el mejor toro de la tarde por nobleza y clase aunque un soso descastado, ha demostrado una vez más el valor que atesora, pero también ha dejado constancia de su inmadurez. Un claro ejemplo está en su intento de terminar la faena de hinojos cuando el toro, rajado, ya ni pasaba. Sin duda alguna, necesita aprender a medir su valor y a usar la cabeza.

La historia ha cambiado en el último de la tarde. Se ha mostrado sereno, profesional y muy tranquilo ante 'Jerezano', un geniudo de nada menos que 650 kg. Su acierto en terrenos y en distancias ha despejado dudas acerca de su capacidad de entender a los toros.

Javier Castaño se ha llevado la peor parte, sin haber tenido ninguno de los seis astados la mínima opción de triunfo. El segundo ha tenido la movilidad y la casta justas y no ha dado opción alguna al templado y valiente torero leonés.

El quinto no ha tenido un ápice de fuerza y Castaño lo ha despachado en cuanto ha podido. Tras un percance al entrar a matar en el que la espada le ha saltado a la cara provocándole un pequeño corte, ha recurrido al descabello para acabar pronto con el sufrimiento de todos: toro, torero y aficionados.

Seis toros de Miura, de mucho peso y gran trapío salvo el anovillado tercero, para:
Rafaelillo (azul turquesa y oro): Ovación con vuelta al ruedo, silencio.
Javier Castaño (lila y oro): Palmas, palmas.
Jiménez Fortes (nazareno y oro): Oreja tras aviso, palmas.
Saludaron David Adalid y Fernando Sánchez (de la cuadrilla de Javier Castaño) por sus grandes pares de banderillas en segundo y quinto toro. Tarde soleada con la plaza llena.

domingo, julio 07, 2013

La habitual desilusión

Abarrotada, la plaza de toros de Pamplona se preparaba para la primera corrida de toros de la Feria del Toro. Y, como tantas otras veces en el mundo del toro, los aficionados y espectadores dispuestos a verla nos hemos llevado una gran desilusión. 

Podríamos decir que el motivo principal ha sido la falta de juego de los toros de la ganadería cacereña Alcurrucén, pero sería un castigo ligeramente injusto teniendo en cuenta la leve chispa que el último de la tarde ha dado a la corrida. El error más determinante en la selección de los astados por parte de los ganaderos ha estado en el tamaño. Las seis reses, en tonos colorados, han estado muy atacadas y muy sacadas de tipo. En esas condiciones es muy difícil que un toro embista.

El papel más complicado se lo ha llevado Antonio Ferrera. En este caso no lo digo exclusivamente por el lote que le ha tocado en el sorteo matinal -que también-, sino por el papelón que es abrir plaza en Pamplona. Porque el primer toro es aquel en el que el espectador saluda al compañero, en el que se sientan los que llegan tarde y en el que el público entra en la corrida en cuestión, y el cuarto es el toro de la merienda, en el cual la gente está más pendiente de los rellenos de sus bocadillos que de lo que ocurre en el ruedo. Y todos estos problemas se incentivan si lo que ocurre en el ruedo es lo que ha ocurrido hoy. 

El abreplaza venía acompañado de polémica por su extraño comportamiento en el encierro de unas horas antes. Para quien todavía no se haya enterado, el toro se ha quedado delante de un grupo de unas decenas de personas mirándoles en incredulidad, perdonando una embestida que seguro se habría cobrado algún paso por quirófano. La polémica se centraba en los ganaderos, a quienes ciertas personas acusaban de dopar a sus toros para evitar cualquier tipo de catástrofe. Dejando esto de lado, la única catástrofe ha sido su comportamiento en el ruedo. Al igual que el cuarto y segundo de Ferrera, ha sido un manso sin casta que ha ido de más a menos.

Antonio Nazaré y López Simón completaban la terna. Nada destacable del diestro sevillano, que se ha estrellado contra dos mansos que no tiraban ni poniéndoles los trapos delante, salvo una vuelta al ruedo que dio en su segundo completamente fuera de lugar. Una lástima porque este chico necesita oportunidades para mostrar el concepto que lleva dentro, un concepto que yo, personalmente, creo bueno. Sí ha tenido algo que hacer López en su último, un geniudo y encastado que se ha movido más que todos sus hermanos juntos, sin ser tampoco una joya. Con valor pero sin temple y toreando hacia las afueras el diestro madrileño.

Seis toros de Alcurrucén, muy parados y mansos salvo el último, que se movió algo más, para:
Antonio Ferrera (frambuesa y oro): Aplausos, silencio.
Antonio Nazaré (blanco y oro): Silencio, vuelta al ruedo.
López Simón (blanco y oro): Ovación con petición, silencio.
Tarde soleada con la plaza llena. Resultó herido en la cabeza el banderillero de López Simón "Chetu". Parte médico: 
"Traumatismo por asta, produciéndose gran herida en scalp de cuero cabelludo de 10 centímetros. Pronóstico leve. No se autoriza que continúe la lidia".

jueves, mayo 30, 2013

Dos toreros menos dos toros

El abono de San Isidro sigue su transcurso como todos los años. Pero la de hoy ha sido, a mi modo de ver, la corrida más completa de lo que va de Feria después del petardo de Jandilla (nuevamente, tras la semana pasada) ayer. Destacaron dos toreros y dos toros que no dieron juego alguno y que, ya es mala suerte, fueron en el lote del mismo matador. En el cartel de hoy aparecían Antonio Ferrera, Javier Castaño y Iván Fandiño, este último, sustituido por Alberto Aguilar al estar cogido, con toros de Adolfo Martín.

Muy correcta la corrida presentada por la ganadería que formara parte de Victorino Martín. La mayoría de los seis toros, quizás a excepción del cuarto, fueron complicados y desarrollaron un peligro ante el que pocos toreros sabrían comportarse como hoy lo hizo la terna. Demostraron profesionalidad, planta y tablas, en especial los dos más veteranos de alternativa (como es obvio). En cuanto a la presentación, destacaron el serio cuarto y el cuajado sexto que recibió una ovación de gala al ingresar en el ruedo Venteño.

Antonio Ferrera desmostró un llamativo cambio de concepto. Se ofreció toda la tarde e hizo honor a aquella frase mítica frase de Juan Belmonte: "Se torea como se es". Verdadero espectáculo el que dio en los dos tercios de banderillas, dando todo tipo de ventajas al toro pero ganándole la cara para levantar los brazos al compás y clavar los palos en los lomos del astado, apoyándose en éstos para dar un salto y levantar los pies a la altura de los pitones del toro. Tragó mucho en la faena del peligroso primero y ahogó en exceso a un cuarto que fue de más a menos. Lo mató de un estoconazo y eso le sirvió para culminar la notable actuación con una oreja que no debió ser concedida en lo que a la petición se refiere.

Javier Castaño desmostró hoy que quien lleva torería, la lleva, y no le es posible esconderla. Primeramente, su cuadrilla dio un verdadero recital de lidia, especialmente en el que cerró plaza. Se lucieron Tito Sandoval a caballo y David Adalid y Fernando Sánchez banderillas en mano. Posteriormente, tras una cornada en la mano durante su peligroso de nulas opciones primero, toreó muy naturalmente al natural -valga la redundancia- a un noble, boyante y de buena condición sexto. Nos dejó, por encima de todos los demás, un natural al principio de la faena que detuvo el tiempo.

Nada pudo hacer Alberto Aguilar, en sustitución de Fandiño, ante sus dos toros. Ambos muy complicados: el primero tuvo poca emoción y fue muy listo; el sexto buscó al torero en todo momento y no se tragó el truco.

Seis toros de Adolfo Martín, bien presentados y cuajados, especialmente cuarto y sexto, con uno muy flojo, el segundo, al que le faltó remate en hechuras y en cara, para:
Antonio Ferrera (negro y oro): Ovación tras petición, oreja.
Javier Castaño (gris perla y oro): Silencio, vuelta al ruedo tras aviso.
Alberto Aguilar (blanco y plata): Ovación con saludos y silencio tras aviso.
Tarde nublada con algunos claros que llenó 3/4 de los tendidos.

viernes, mayo 24, 2013

Llegó el día

Se hizo esperar pero al fin está aquí. Tras numerosas tardes aburridas en las que pedíamos variedad de encastes para dar un giro a la situación, Victoriano del Río se ha encargado de hacerlo presentando una corrida que fue de más a menos. Mansa pero con opciones, humillaron todos los toros y, por encima de todas las características, nos dieron lo que necesitábamos: emoción.

Muy buena la corrida de Victoriano del Río que solo tuvo un defecto: la mansedumbre en el caballo. Los seis toros se comportaron de manera muy huidiza y poco brava ante el del castoreño, pero dieron un salto en banderillas y se emplearon en la muleta de los encargados de darles muerte.

La corrida de toros, como bloque, nos deja, o al menos a mi me deja dos aspectos negativos. Por un lado, uno de los subalternos de Talavante, Valentín Luján, sufrió una pequeña cornada en la ingle cuando ponía el último par de banderillas de la tarde (parte médico esta adjunto al final de esta crónica). Por otro, el respetable de Las Ventas se apuntó al triunfalismo y repartió orejas como le vino en gana. Fueron cuatro en total y debieron ser dos.

Alejandro Talavante puso la emoción y la vergüenza torera en la tarde de hoy. Tras pasar seis días muy duros, como él mismo testificó frente a las cámaras de Canal + Toros, se plantó en la misma plaza con el ánimo recargado y con ganas de lograr ese triunfo que tanto había buscado algo menos de una semana antes en su encerrona con los Victorinos. La faena importante fue la de su primero, el tercero de la tarde, ante el que se mostró seguro aunque nunca cómodo. El toro exigió mucho pero tuvo un pitón izquierdo muy bueno por el que Talavante dejó varios naturales para el recuerdo. Además de ese pitón, la res mostró recorrido, nobleza y mucha casta. Alejandro cortó dos orejas algo discutidas. Personalmente, con una habría bastado.

Sebastián Castella solo tuvo opción de torear un toro tras la lesión que sufrió el abreplaza en la mano izquierda al apoyar mal en el último par de banderillas que se le colocó. Pero en ese toro, que brindó al público, se mostró mas templado e inteligente que nunca. Fue clave su inicio de faena con dos predresianas que activaron al tendido, ya excitado por la faena que Talavante acababa de firmar. El rival del francés fue el más fácil de la tarde y el que más se pareció a lo que busca el encaste Domecq. No transmitió lo más mínimo, pero el diestro de Beziers se encargó de poner lo que no tuvo el astado de la ganadería salmantina. La oreja quizá sobró.

José María Manzanares firmó una tarde con un trofeo merecido pero escaso. Su segundo fue un fraude, un toro que aparentó en los dos primeros tercios más de lo que luego tuvo, pero su primero fue de lío. Tuvo repetición y un gran pitón izquierdo que Jose Mari no explotó, aunque careció de final en su embestida. Manzanares anduvo firme pero sin el mando, ajustándose al ritmo del toro en lugar de imponiéndolo él y, como siempre, periférico. Si a todo esto le sumas que su concepto del toreo no es muy puro precisamente... La oreja se queda en un fiasco. Estuvo por debajo de su toro el matador alicantino.

6 toros de Victoriano del Río, de mucho juego salvo los dos últimos y el primero que se lesionó y bien presentados salvo el segundo, que escuchó algunos pitos, para:
Sebastián Castella (tabaco y oro): Silencio, oreja.
José María Manzanares (Gris plomo y oro): Oreja, silencio.
Alejandro Talavante (azul y oro): Dos orejas, silencio.
Tarde soleada que colgó el cartel de "No hay billetes".

Muchas gracias

PARTE MÉDICO DE VALENTÍN LUJÁN:


"Herida por asta de toro en fosa iliaca izquierda con una trayectoria ascendente de 20 cm. penetrando en la cavidad abdominal.
Se practica laparotomía media intra y supra umbilical. Se encuentra hemoperitoneo, con rotura de mesenterio que se sutura.
Revisión de la cavidad, observándose contusión de asas intestinales sin penetración. Cierre por planos.
Pronóstico muy grave que le impide continuar la lidia.
Intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la plaza y trasladado a la Clínica la Fraternidad".

jueves, mayo 23, 2013

El bucle de Domecq

Todos descontentos. Espantoso el petardo que han pegado la ganadería Jandilla, los tres toreros por aceptar matar algo como lo que ha salido hoy y la empresa Taurodelta por seguir poniéndoles a todos ellos.

El primer culpable, la empresa. Taurodelta sigue a lo suyo. Encaste Domecq por aquí, encaste Domecq por allá... La casta de los Parladé de ayer fue un espejismo solamente provocado por el breve paso por el caballo. Hoy Jandilla-Vegahermosa ha pegado un petardazo en toda regla. Seis toros inválidos, nulos de fuerza, sin casta ni emoción pero con nobleza. Este es el famoso "toro artista" que a todo aficionado le duele a la vista. Y cuando digo que la empresa encargada de la plaza (en el caso de Madrid Taurodelta, pero si es Simón Casas estamos en las mismas, y lo mismo digo de los hermanos Chopera) es el principal culpable es porque las ganaderías de este encaste monótono y aburrido siguen repartiendo toros por toda España. La de ayer, la de hoy, la de mañana... Adivinen el origen de todas ellas. Sin ir más lejos, los ganaderos que han tenido la indecencia de mandar los toros que hemos visto hoy tienen otra oportunidad de aburrirnos la semana que viene.

Finito de Córdoba reaparecía en Madrid seis años después de su último paseíllo, y lo ha hecho sin pena ni gloria. Voluntad, torería, experiencia... Pero sin toro no hay paraíso. 

Morante de la Puebla se ha tratado de justificar y nos ha dejado alguna verónica magnífica que ha dado algo de luz a una tarde negra. No vamos a descubrir el arte que tiene el sevillano en sus muñecas a estas alturas. Abrevió en sus dos toros y abandonó el coso venteño bajo algunos pitos inmerecidos por la actuación, visto que no tuvo opciones, pero merecidos por, me reitero, aceptar torear lo que hoy ha salido por chiqueros.

Miguel Ángel Perera ha llegado a Madrid rodeado de mucha expectación por ver si hoy era el día de romper. Pero no ha podido ser. En su primero, el tercero de la tarde, se ha dispuesto con una fijeza y unas ganas irreprochables, pero ha engañado a Madrid sin que nadie le diga nada (sólo algunos aficionados del siete a los que todos se empeñan en criticar, pero que son importantísimos en una plaza de primera). Abusando del pico, descargando la suerte en todos y cada uno de los lances a los que citaba y toreando hacia las afueras. Y, se lo ruego, no me vengan con que es imposible ligar sin quedarse al hilo y cargando la suerte. Repasen la faena de ayer de Fandiño y luego díganmelo de nuevo.

En definitiva, estamos encerrados. La falta de emoción, empuje, ganas y motor de los toros cuyo origen se ubica en Domecq ha llegado creado un bucle. Es hora de pedir nuevas procedencias para ver algo diferente porque vamos de petardo en petardo. Ganaderías, toreros y empresas, piensen sobre esto porque están destruyendo la Fiesta.

6 toros de Jandilla-Vegahermosa, de juego nulo y presentación justa, con los tres primeros muy anovillados y todos ellos lavados de cara, para:
Finito de Córdoba (gris plomo y plata): Silencio tras aviso, silencio.
Morante de la Puebla (nazareno y oro): Silencio, silencio con algunos pitos.
Miguel Ángel Perera (sangre de toro y oro): Ligera petición con vuelta al ruedo, silencio tras aviso.
Se llenó la plaza en una tarde soleada.

Muchas gracias

miércoles, mayo 22, 2013

Con lo que hay que tener

Así ha venido Iván Fandiño a la Corrida de la Prensa del 22 de Mayo de 2013, en medio de la Feria de San Isidro aunque fuera de ésta. Hay maneras de presentarse en Las Ventas y luego está lo que ha hecho hoy el torero de Orduña. Quizá sea por su origen vasco, quizá porque se lo inculcó quien le enseñó a torear o quizá porque crea que es la única manera de acudir a Madrid, en cuyo caso no le faltaría razón. No sabemos por qué pero, sin duda, Iván Fandiño es el claro protagonista de una tarde marcada por su valor y, desgraciadamente, por su cogida.

En su estilo Parladé, la ganadería titular de encaste Domecq. En una corrida muy mansa, ha presentado dos toros muy buenos, segundo y cuarto, caracterizados por una casta y un empuje llamativos viniendo del hierro sevillano. Pero, claro está, siempre es una buena noticia que los toros embistan y que se dejen. No obstante, todos ellos -sin excepción- han tenido que ser muy poco picados para arrear con chispa. Somos muchos los que pensamos que, de haberse llevado los seis toros dos puyazos propios de Madrid, otro gallo habría cantado.

Cogida a Fandiño (instantánea de Mundotoro)
Vuelvo a Iván Fandiño, como he dicho antes, el claro protagonista de la breve tarde. Colosal en el único toro que ha toreado. De manera muy inteligente, ha iniciado el tercio de muleta con unos estatuarios apretados que han introducido en la faena a los tendidos. El toro, un rebrincado protestón muy noble que se ha dejado y ha transmitido. A la hora de entrar a matar, el vasco ha sufrido una cornada en el muslo izquierdo cuyo parte adjunto al final de la crónica. Rápidamente ha pasado a la enfermería y ha sido intervenido durante casi una hora. Y así, en un momento, nos hemos quedado con un mano a mano entre El Cid y Daniel Luque que ha resultado ser... un espanto.

A Manuel Jesús Cid Salas "El Cid", tras un primer toro muy manso y sin recorrido ante el que se ha justificado como ha podido, le ha tocado lidiar con otros dos astados ante los que ha hecho lo mismo que en el primero: nada. El cuarto, sin clase pero con mucha nobleza y rebosante de casta, se lo ha comido con patatas. Le ha pegado pases con el pico, sin decir nada, riéndose de aquellos aficionados madrileños que todavía le aplauden. Pero hoy lo han vuelto a hacer. Que El Cid se haya ido a casa una ovación y su toro al desolladero con un silencio sepulcral dice mucho sobre los prejuicios de una afición como Madrid. En el sexto, sin opciones.

Daniel Luque ha toreado el tercero, como correspondía por orden de antigüedad, y el quinto, tras correrse turno para evitar que El Cid matase dos toros seguidos. Ha perdido motor muy pronto su primero, que ha desarrollado un sentido que habría hecho sufrir a cualquiera. En el que debió cerrar plaza se le ha visto muy vacío. Ni el toro, que fue un ejemplar típico del encaste Domecq (noble con clase aunque soso y sin casta ni emoción), ni él. Fue a lo suyo.

El balance, un torero que se salva y una ganadería un poco por encima de lo esperado. Hasta ahí puedo leer. Mañana más y muchas gracias.

6 toros de Parladé, alguno justo de trapío como el protestado segundo o el lavado de cara quinto, y otros serios como el sexto o el de abierto de sienes abreplaza, para:
El Cid (verde oliva y oro): Silencio, ovación, silencio.
Iván Fandiño (azul marino y oro): Oreja con cornada.
Daniel Luque (azul marino y oro): Silencio en ambos.


PARTE MÉDICO DE IVÁN FANDIÑO:

"Herida por asta de toro en el tercio medio, cara interna del muslo derecho, con trayectoria ascendente de 25 centímetros que causa destrozos en el músculo cuádriceps, contusiona el fémur y alcanza la cara externa en tercio superior de este muslo.
Contusiona vasos femorales, con rotura de colaterales.
Contusión en región dorsal.
Pronóstico grave que le impide continuar la lidia.
Es intervenido bajo anestesia general en la enfermería de la plaza y posteriormente trasladado a la clínica La Fraternidad.
Fdo: Dr. García Padró."

martes, mayo 21, 2013

La mansedumbre atropelló a la casta

Decepción. Es el sentimiento que se apodera de nosotros al echar la vista atrás y ver lo que ha sucedido en la decimotercera del ciclo isidril del año 2013. Ni toros ni toreros. Todo ha salido mal. Sólo la suerte ha acompañado hoy, salvando de serias cogidas a cinco toreros que hoy se presentaron en Madrid, tanto de plata como de oro.

Los toros han sido lo primero que  deberá mejorar. La corrida ha estado igualada en cuanto a presentación pero desigual en lo que respecta al juego de los astados. Tan sólo el segundo se ha salvado por esa casta y esa repetición que se necesitan para que el tendido entre en la faena, y, casualidades de la vida, le ha tocado al desafortunado y desubicado Eduardo Gallo. En general, la corrida de Pedraza de Yeltes ha tenido casta (que en ocasiones se transformaba en rabia) y mansedumbre, mucha mansedumbre. Tengamos paciencia con un hierro tan joven y con tanto margen para mejorar.

También los tres espadas han fallado, en concreto uno de ellos: Eduardo Gallo. Le han tocado los dos mejores toros de la tarde pero no se ha acoplado con ninguno de ellos. Dos toros muy diferentes pero de muchas opciones. Su primero, segundo de la tarde, se ha caracterizado por una raza y un empuje que Gallo no ha conseguido dominar. Tampoco se ha sentido cómodo en su segundo, un sobrero de José Vázquez que entró remplazando a un toro de la ganadería titular que perdió la orientación al golpearse contra el burladero nada más pisar el coso Venteño. El quinto bis ha sido un toro de torero, muy del tipo de Juan Pedro Domecq. Vamos, lo de siempre: noble, con clase, sin casta, emoción ni transmisión... Ya nos lo sabemos de memoria. En este segundo se vio muy afectado por el viento, traba que él mismo acentuó fallando en la elección de terrenos. 

A David Mora le ha tocado un papelón. Nada bueno su primero, el tercero de la tarde, muy manso, despistado y carente de clase. A pesar de esto y de que, principalmente por culpa de su rival, Mora no ha estado cómodo con su toro, el tendido ha sacado los pañuelos a pasear -eso sí, en vano- y Mora se ha atrevido a dar la vuelta al ruedo. Pero, lo que es mas preocupante, el respetable madrileño ha tocado las palmas al rajado y mansurrión ejemplar de la ganadería de encaste El Pilar. Desde luego, la afición de Madrid se ha lucido. Nada reseñable en el sexto, astado complicado que ha desarrollado peligro ante el que Mora se ha tratado de justificar con mucho valor, como de costumbre.

Uceda Leal ha tenido que bailar con la fea. Sus dos toros han sido rajados, sosos y descastados. A pesar de que en el segundo ha estado cerca de escuchar los tres avisos, ha hecho lo que ha podido. Algunos le podrán recriminar una falta de actitud; de hecho, no ha transmitido muchas ganas pero, aunque hubiera querido, no habría podido.

Una vez más, la tarde de toros se hizo pesada y lenta. Suerte que este es el único espectáculo en el que una buena tarde justifica veinte malas. Muchas gracias.

6 toros de Pedraza de Yeltes, anchos de sienes y con buenas hechuras, y un sobrero de José Vázquez, sin remate por atrás aunque serio por delante, que fue lidiado en quinto lugar, para:
Uceda Leal (sangre de toro y oro): Silencio, pitos tras dos avisos.
Eduardo Gallo (sangre de toro y oro): Silencio con pitos y silencio con pitos tras aviso.
David Mora (azul marino y oro): Vuelta al ruedo tras petición y silencio.
Se llenaron más de tres cuartos de plaza en una tarde soleada. Se ovacionó a Féliz Rodríguez por dos majestuosos pares de banderillas al tercero.

Iñigo Martín Apoita


lunes, mayo 20, 2013

Voluntad sin madurar

Justo al término de la duodécima del abono de San Isidro 2013 alcanzábamos el ecuador de esta misma Feria, la más importante del mundo para la gran mayoría. Y lo hemos hecho con una tarde muy variada en todos sus aspectos: los novilleros, aunque verdes, han demostrado distintos aires en sus toros, éstos tan sólo han coincidido en una característica, dos a lo sumo, que luego repasaremos y, en cuanto a lo meteorológico, hemos vivido cuatro estaciones en dos horas.

En líneas generales, dos toreros han dejado pasar el tren hoy en el coso Venteño: el mayor de todos, Álvaro Sanlúcar, y el menor, César Valencia. A pesar de todo, los tres han presentado hoy una disposición irreprochable. Los toros han sido de poca humillación y nobleza, con el primero y el último como excepciones que confirman la regla de esta última característica. No obstante, se puede decir que la corrida de Nazario Ibáñez ha sido buena y ha dado juego.

Álvaro Sanlúcar, el mayor de los tres espadas, ha dejado pasar una oportunidad muy importante para dar un salto a su carrera como novillero. En su primero, el abreplaza 'Fundadas', se ha visto sin opciones. Pero en su segundo se ha enfrentado a un bondadoso, noble y enclasado ejemplar de la ganadería murciana que se han marchado con dos orejas de más. Siempre templado y con la mano baja pero al hilo, el gaditano ha firmado una faena de más a menos.

También ha podido cortar las dos orejas, al menos por las condiciones de su adversario, César Valencia. Poco del venezolano en su primero ante un manso pero enrazado con empuje que ha repetido en la muleta con la cara más abajo que sus hermanos. Muy perdido en todo momento, el que estudiara en Madrid se ha colocado continuamente fuera de cacho.

El broche a la frustración que supone que buenos toros se marchen con sus dos orejas lo ha puesto Gonzalo Caballero. El que a priori era el más sonado de los tres se ha mostrado muy firme en sus dos actuaciones. Aunque algo falto de técnica, habría cortado un trofeo de cada uno de sus novillos de no ser por los siempre complicados hierros. ¡Ay, dichosa espada! Hoy volvió a aguar la fiesta a un torero. Un detalle muy positivo del diestro madrileño es que parece conocedor de sus defectos. Sabe que le falta torería, pero lo arregla con valor y planta.

Además de los futuros matadores de toros, tres toreros de plata han brillado hoy: los hermanos Otero, Ángel y José, pertenecientes a la cuadrilla de César Valencia, y 'Lipi', banderillero de Gonzalo Caballero. Quédense con estos nombres porque una ovación del respetable madrileño no es una ovación cualquiera. Cierro con ficha y, como siempre, muchas gracias:

6 novillos de Nazario Ibáñez, fantásticamente presentados y de buen juego salvo el primero y el último, para:
Álvaro Sanlúcar (turquesa y oro): Silencio en ambos.
Gonzalo Caballero (azul celeste y oro): Ovación con saludos en ambos.
César Valencia (gris perla y azabache): Silencio en ambos.

Iñigo Martín Apoita

martes, mayo 14, 2013

La variedad de la Fiesta

Son seis las tardes que ya son historia de esta Feria de San Isidro. Más de doce horas; probablemente, por encima de catorce, pero en ninguna de las anteriores cinco hemos visto más variedad que hoy en la lidiada por El Puerto de San Lorenzo.

La presentación ha sido el apartado en el que más constantes han sido los toros. Sólo el sexto se salva porque, aunque muy lavado de cara y falto de aspecto serio, ha tenido en hechuras más que sus cinco hermanos juntos. Todos sabemos que Puerto de San Lorenzo, de encaste Atanasio, hace toros bajitos, con movilidad, pero bajitos. Pero el trapío de estos seis ha estado por debajo de la media en Madrid. Y la pregunta es: si mandan a Madrid lo mejor que tienen, ¿qué mandarán a otras plazas?

El juego de los toros ha sido muy variado y, consecuentemente, es muy complicado analizarlo. Pero, en líneas generales, la ganadería salmantina de 31 años de antigüedad ha presentado seis toros con humillación, mansos como todo Atanasio y con mucha movilidad. En ocasiones, la movilidad ha excedido un límite y el toro ha perdido el temple que necesita para ganar en transmisión.

El mayor interés de la tarde lo suscitaba el confirmante López Simón, pero su actuación ha terminado por defraudar. El abreplaza, un ejemplar manso pero muy noble, le ha propinado una fuerte voltereta al tratar de iniciar la faena por estatuarios, cometiendo el gran error de posicionarse en la querencia del toro, es decir, cerca de las tablas. Se ha repuesto milagrosamente y ha continuado una faena caracterizada por el ahogamiento al toro y la precipitación. Se ha equivocado en tiempos en terrenos. En el último de la tarde, el matador formado en la Escuela de Madrid ha abusado de un toreo rectilíneo en el que no ha dicho nada.

El Cid, el mayor de los tres matadores por orden de alternativa, ha estado flojo esta tarde. Su primer toro, el segundo de la tarde, ha sido un inválido manso y sin fuerza que no debió pasar del tercio de varas, y que no ha dado opción alguno al torero sevillano. En el cuarto ha estado muy vulgar y ha desaprovechado las opciones que tenía un toro geniudo más que encastado pero que ha desarrollado raza con el paso de los minutos. No fue un gran toro pero estuvo por encima de Manuel Jesús. La cuesta hacia abajo sin frenos del de Salteras es imparable.

Más de lo mismo para Daniel Luque. No corrió riesgos en ninguno de sus dos toros, sabedor de que tiene la temporada resuelta con otras dos en Madrid que le abren paso a todas las Ferias de primera que restan este 2013. Pero no se preocupen, seguirá apuntado en los carteles, teniendo oportunidades para sacar ese toreo que, según dicen, lleva dentro, aunque yo empiezo a dudarlo viendo que no lo saca. 

Mientras demos corridas a toreros como los dos sevillanos de esta tarde y anunciemos a jóvenes promesas como Jiménez Fortes con 'Juampedros' nos cargaremos la tauromaquia. No sé si ese es el propósito de las empresas pero, si es así, les doy mi enhorabuena por el resultado que obtienen sin que nadie se queje. Es más, la gente se levanta y aplaude. De lo que no son conscientes es de que están aplaudiendo el declive de la Fiesta que aman. 

Muchas gracias.

6 toros de El Puerto de San Lorenzo, muy anovillados salvo el sexto, que tuvo más hechuras, aunque astifinos, para:
Manuel Jesús Cid "El Cid" (lila y oro): Silencio, aplausos.
Daniel Luque (berenjena y oro): Silencio, aplausos.
Alberto López Simón (blanco y oro), que confirmaba alternativa: Ovación tras aviso (2)

Iñigo Martín Apoita

lunes, mayo 13, 2013

Dos para La Palmosilla

Al término de la 5a de Feria del ciclo isidril, sólo nos queda reclamar dos corridas para La Palmosilla de cara al año que viene. Obviamente, estoy jugando con la ironía a la que la empresa de Las Ventas da pie con sus desastres antitaurinos. Porque lo de hoy ha sido esperpéntico. Taurodelta ha dejado a la ganadería gaditana hacer lo que ha querido, pero lo peor de todo es que nadie encuentra la prueba que pudiera animar a los empresarios a acartelar a esta ganadería. Nadie recuerda un triunfo reciente de La Palmosilla. Porque no hay. Vamos a intentar repasar torero a torero la tarde de hoy.

El más llamativo de los tres (al menos para mí) antes de la corrida era David Galván. El joven andaluz, que confirmaba alternativa, ha demostrado capacidad para torear realmente bien. Tiene temple y planta, y ha tratado de seguir escrupulosamente el orden de la lidia, logrando una organización muy positiva en sus dos toros. No obstante, el aficionado se queda hoy con ganas de ver al entregado David para comprobar si lo que ha demostrado hoy es, de verdad, lo que lleva dentro. Sin duda, si eso es así, le ha tocado el gordo. Podría tener futuro el joven de 21 años. Por buscarle algo negativo al asunto, en su primer toro -y el primero de la tarde, al confirmar alternativa con él- le ha faltado mandar y llevar más de cerca al toro, además de mejorar con los hierros en sus dos reses.

Curro Díaz era el mayor por orden de alternativa, aunque ha toreado el segundo y el cuarto. En el segundo, el único de los dos que se ha dejado, Curro ha estado con gusto pero parte del respetable le ha silbado achacándole un exceso del uso del perfil, es decir, achacándole un toreo perfilero y, con ello, ventajista. Ha arrancado grandes naturales sueltos pero no ha conseguido hilar una tanda completa. Por otra parte, nada ha podido hacer el jaenés con un despistado y desrazado cuarto.

También han sido descastados los dos de El Fandi, que se ha llevado el peor lote. Su primero, el tercero, ha significado el comienzo del declive tras dos toros a los que se les ha podido sacar algo de provecho. Tampoco el penúltimo de la tarde ha dado ninguna opción. De este sólo se puede destacar que David Fandila ha decidido colocarle cuatro pares de banderillas, en un gesto que, para mi gusto, sobraba completamente viendo lo que había delante: un manso sin ganas con el público en contra.

Poco más que decir. El petardo de La Palmosilla ha sido notable, con la falta de casta como motivo principal, y se une a los que se vieron en la 1ra y en la 2da de Feria. Esperemos que mañana Puerto de San Lorenzo nos saque de esta espiral de aburrimiento. Muchas gracias.

6 toros de La Palmosilla, bien presentados aunque muy montados, a excepción del anovillado cuarto de cara lavada, para:
Curro Díaz: Silencio, silencio
David Fandila "El Fandi": Silencio, silencio.
David Galván (que confirmó alternativa): Aplausos, silencio.

Iñigo Martín Apoita


lunes, mayo 06, 2013

Carteles San Isidro 2013

Ya hace tiempo que conocemos los carteles de la Feria de San Isidro para este 2013, así que, cuatro días antes del comienzo de la Feria más importante de España, ha llegado la hora de comentarlos. Pienso dividir este artículo en rejoneo, novilladas, corridas "duras" (cuán nombre feo) y corridas "nobles" (sí, el nombre habla por sí solo).

  • Rejoneo: En lo que respecta al toreo a caballo, esta Feria de San Isidro se celebrarán tres corridas de rejones. Para empezar, he de decir que me parece un error escandaloso pero ya recurrente de los empresarios fijar las tres tardes de este arte en fin de semana, dos de ellas en sábado. En mi opinión, esto merma las posibilidades del amante del toreo a pie que vive lejos de Madrid. No diré nada de las ternas porque considero que no tengo los conocimientos suficientes de rejoneo como para hacerlo.
  • Novilladas: También son tres el número de novilladas que tendrán lugar en la Plaza de Toros de Las Ventas. Serán los días 17, 20 y 27 de Mayo, y en ellas podremos ver a 9 toreros en proceso de matadores de toros. Es, sin duda, una gran oportunidad para ver las virtudes y defectos de cada uno ya que, a fin de cuentas, todos los matadores que conocemos hoy en día empezaron así.
  • Corridas "duras": Prefiero llamarlas completas porque tienen, para mí, mucho más interés que las de las figuras de toro noble que ya lo tienen todo hecho aunque fallen. Destaca, obviamente, entre estas, la encerrona de Alejandro Talavante con seis Victorinos el 18 de Mayo. Tengan por seguro que será muy interesante también la antepenúltima del ciclo Isidril, la del 30 de Mayo, al igual que la del 15, con la confirmación del madrileño Ángel Teruel, aunque quizá ésta última no pueda considerarse entre las duras. Todos los carteles figuran al final de esta entrada.
  • Corridas "nobles": Como ya he dicho antes, no soy muy partidario de este tipo de corridas y ganaderías, pero están ahí, tienen triunfos (porque convienen a los toreros que ya se han hecho un nombre) y no hay que descartar que surja un toro encastado que complique las cosas al encargado de torearlo. Esperemos que esta res soñada -noble pero pícara, encastada pero no enrabietada, brava pero no bruta- caiga en manos de alguien que de verdad sepa hacer arte.

Quiero añadir que entiendo a los empresarios, es una Feria muy larga (del 9 de Mayo al 1 de Junio) pero no entiendo presencias como Leandro, David Mora, Juan Bautista y Matías Tejela. Como puntos de interés están la posible explosión de Daniel Luque, la confirmación de López Simón o la participación de Fernando Robleño en la última de Feria, además de las actuaciones de Morante de la Puebla o Jiménez Fortes.

Así pues, doy paso a los carteles y os agradezco la lectura de la entrada.

Iñigo Martín Apoita

9 de Mayo: Diego Urdiales, Leandro y Morenito de Aranda (José Luis Pereda).

10 de Mayo: Matías Tejela, David Mora y Antonio Nazaré (Los Bayones).

11 de Mayo: Rejones. Diego Ventura, Leonardo Hernández y Mariano Rojo, que confirma (San Mateo/San Pelayo).

12 de Mayo: Rafaelillo, Fernando Robleño y Alberto Aguilar (José Escolar).

13 de Mayo: Curro Díaz, El Fandi y David Galván, que confirma alternativa (La Palmosilla).

14 de Mayo: El Cid, Daniel Luque y López Simón, que confirmará alternativa (Puerto de San Lorenzo).

15 de Mayo: Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera, Ángel Teruel, que confirmará alternativa (Alcurrucén).

16 de Mayo: Morante de la Puebla, José María Manzanares y Jiménez Fortes, que confirmará alternativa (Juan Pedro Domecq).

17 de Mayo: Novillada. Juan Leal, Roberto Blanco y Gómez del Pilar (Guadaira).

18 de Mayo: Alejandro Talavante, como único espada (Victorino Martín).

19 de Mayo: Juan Bautista, Juan del Álamo y Diego Silveti (Fermín Bohórquez).

20 de Mayo: Novillada. Álvaro Sanlúcar, Gonzalo Caballero y César Valencia (Nazario Ibáñez).

21 de Mayo: Uceda Leal, Eduardo Gallo y David Mora (Pedraza de Yeltes).

22 de Mayo: Corrida de la Prensa. El Cid, Iván Fandiño y Daniel Luque (Parladé).

23 de Mayo: Finito de Córdoba, Morante de la Puebla, Miguel Ángel Perera (Jandilla).

24 de Mayo: Sebastián Castella, José María Manzanares, Alejandro Talavante (Victoriano del Río).

25 de Mayo: Rejones. Joao Moura, Hermoso de Mendoza y Miguel Moura, que confirmará alternativa (Los Espartales).

26 de Mayo: Fernando Cruz y El Capea y 'Chechu', que confirmará alternativa (Montealto).

27 de Mayo: Novillada. Sebastián Ritter, Tomás Campos y Curro de la Casa (Carmen Segovia).

28 de Mayo: Sergio Aguilar, Miguel Ángel Delgado y Arturo Saldívar (El Ventorrillo).

29 de Mayo: El Fandi, Daniel Luque y Jiménez Fortes (Jandilla).

30 de Mayo: Antonio Ferrera, Javier Castaño e Iván Fandiño (Adolfo Martín).

31 de Mayo: Antón Cortés, Rubén Pinar y Pérez Mota, que confirmará alternativa (Samuel Flores).

1 de Junio: Javier Castaño, Fernando Robleño y Luis Bolívar (Cuadri).