Páginas vistas en total

lunes, junio 18, 2012

Más premio que merecimiento

17-06-12. ¿Hemos visto una mala corrida? No, en absoluto. Pero... ¿Y ese título para la crónica? Se acartelaban Ponce, Padilla y Talavante para toros de Garcigrande. Vamos al lío:

Se cierra una buena tarde de toros, interesante y con muchas cosas que destacar. Intentaré ser breve. Antes de nada quiero explicar por qué llamo así a esta entrada. No es por otra cosa que porque hoy ha habido cinco premios y desde mi punto de vista solo se han merecido dos. 

El primer toro no escondía premio. Díganselo sino a Enrique Ponce, el encargado de dar muerte al abreplaza, aunque no le ha debido importar mucho, tres párrafos abajo veremos por qué. 

La primera oreja de la tarde se la ha llevado el ejemplo para todos, el valiente de los valientes, el maestro Juan José Padilla. Una oreja regalada, que se justifica con su valentía y su amor por la plaza de Bilbao pero no por su presencia o torería en la faena de ese segundo toro de la tarde.

A Talavante le ha caído la segunda, otro regalito de la afición de Bilbao, que hoy parecía querer fiesta aunque fuera forzada por ellos mismos. Talavante ha estado firme y muy por encima del toro en todo momento, pero de un toro "manso, desclasado y sin humillación" según mis apuntes no se puede sacar una oreja. Porque por muy bueno que seas, el toro tiene que poner algo.

A Ponce le han regalado otra en el cuarto del festejo, que sumada a la que por méritos propios ha conseguido le han sacado por la Puerta Grande. El toro, bravo y noble, ha tenido delante a un gran Ponce. Firme, bien plantado, elegante, clásico, atrevido y templado. Pero, desde mi punto de vista, aún haciendo una gran faena, para salir por la Puerta Grande de Vista Alegre tiene que haber algo especial. Ya sea el resto de la lidia, o algún susto del que se haya repuesto el matador con valor y haya actuado como punto de inflexión en la faena... Algo especial que le de al tercio un carácter inusual.

Padilla no se ha llevado ninguna oreja más por guapo o por valiente, porque un quinto sin transmisión y flojo y su lucha personal por tratar de tener temple y no tenerlo se lo han impedido.

Para terminar, oreja de mucho peso y merecida para Alejandro Talavante. Ha habido una fuerte petición de la segunda, pero Matías ha demostrado que es muy Poncista, y al jaenés si se la da pero al extremeño no. En mi opinión, merecía más la segunda oreja la faena de Talavante que la de Enrique. Creador, improvisador y valiente delante de un toro de menos a más.

Pues otro día más, y para dentro de mucho tiempo, me despido de ustedes. Volveré con reportajes especiales sobre gente del mundo del toro pero las crónicas tendrán que esperar hasta el 18 de Agosto. Ficha y cerramos.

Cinco toros de Garcigrande y uno de Domingo Hernández, todos bien presentados y en general nobles, bien de fuerza, encastados pero desclasados para:
Enrique Ponce (rojo y oro): Aplausos, dos orejas.
Padilla (Nazareno y oro): Oreja, ovación.
Talavante (Negro y plata): Oreja, oreja.
Algo más de media plaza en una tarde parcialmente nublada.

domingo, junio 17, 2012

¿Fracaso?

Fandiño para seis toros de las ganaderías: La Quinta, Partido de Resina, Victorino Martín, Torrestrella, Torrealta, Alcurrucén:

Dos horas y media y seis toros para lidiar. Seis toros, es decir, doce orejas y seis rabos. Dejando estos últimos aparte, ¿se puede considerar un fracaso tener tantas facilidades para triunfar y no hacerlo? Probablemente, sí, aunque estoy seguro que muchos de vosotros diríais que depende de los toros que tengas. Pero ahora digo yo, teniendo seis toros, ¿no podrás sacar algo de alguno para llevarte, al menos, una oreja? ¿Una simple estocada? Pues estaría bien plantear todas estas dudas al matador de toros Iván Fandiño, que hoy se ha encerrado con un concurso de ganaderías en la plaza de toros de Vista Alegre. En una corrida más de aficionado que de espectador (la entrada lo ha reflejado), el torero de Orduña nos ha aburrido. Como lo oís. De donde no hay no se puede sacar, y la originalidad del gallego de nacimiento brilla por su ausencia. Analicemos, tercio a tercio, la primera de las dos corridas que se celebrarán con motivo del Cincuentenario de la plaza de toros de Bilbao.

VARAS LUCIDAS

En las corridas concurso, las dos famosas rayas que sirven de referencia para el picador se suprimen por una raya continua en forma de cerradura en la parte más enfrentada a toriles con el fin de desarrollar la suerte de varas obligando al toro a arrancar de lejos y, de esa manera, demostrar su bravura o su escasez de ella. Pues bien, esta exclusividad de las corridas concurso ha ayudado a ver unos excelentes primeros tercios en el coso de la calle Martín Agüero. El primer toro, el segundo y el sexto nos han dejado puyazos para el recuerdo. Sin duda, uno de los puntos más destacables de la tarde de toros de hoy.

BANDERILLAS SIN LUCIMIENTO

Seis tercios de banderillas que han pasado de puntillas, sin hacer mucho ruido. Los peores toros para banderillear han sido el 3ero (Victorino Martín) y el 5to bis (El Cortijillo). Al de Victorino se le veía mansedumbre y ha costado ponerle cuatro banderillas pero, aunque muy de mala manera, los dos banderilleros han conseguido dejarlas. Más complicado se preveía el 5to bis, porque le costaba arrancar pero cuando lo hacía cogía una alta velocidad punta con un galope muy irregular.

MULETA REPETITIVA

Como he comentado en la introducción, de donde no hay no se puede sacar, y si hay algo claro que podemos concluir todos los que hemos estado hoy en Vista Alegre es que a Fandiño le ha venido grande el gesto de hoy. Él mismo se ofreció para matar seis toros y él mismo se ha dejado en evidencia mostrando su incapacidad para hacerlo innovando y sorprendiendo al tendido. Ha sacado algún buen pase pero su actitud y aptitud de cara a los toros a partir del tercero ha ido empeorando peligrosamente.

Como siempre, ficha del festejo y mañana volvemos por aquí. Mil gracias,
Iñigo Martín Apoita

Concurso de ganaderías con toros de La Quinta (anovillado), Partido de Resina (con presencia) , Victorino Martín (con culo pero sin tamaño destacable), Torrestrella (serio), Torrealta (serio), Alcurrucén (serio y de mucha cara) y El Cortijillo (5to bis, excesivamente gordo) para:
Iván Fandiño (azul Bilbao/rey y oro): Aplausos, aplausos, petición de oreja, aplausos, aplausos, aplausos.
Media plaza en un día nublado con lluvia hasta el segundo toro.

miércoles, junio 06, 2012

Para el recuerdo

Se cierra una tarde gloriosa en la plaza de Las Ventas. Hoy, por fin, hemos disfrutado con un torero que hace maravillas de toros inexistentes, un torero que tiene gusto, torería, arte e improvisación. La tarde de hoy tiene un nombre propio, Alejandro Talavante. Ha sido el dueño de esta corrida de la Beneficencia 2012. Sin duda alguna, se ha llevado el lote, pero ha estado muy firme y muy activo. Una oreja en cada uno de sus toros le han sacado por la Puerta Grande, una emotiva salida a hombros de las que hacía años que no se veían. Si analizamos sus dos toros, nos encontraremos con un primero regular presentado enclasado y noble aunque con una carencia clara de recorrido y profundidad. Su segundo, un ejemplar de la titular que, aunque rebrincadito, se ha movido y ha expresado lo que no ha expresado un toro en toda la Feria de San Isidro. Lástima que ya haya acabado.

MUCHO NOMBRE, POCO TOREO

Ha defraudado hoy Jose María Manzanares. En sus dos toros toreando de pico (especialmente en su segundo) y sin cargar la suerte. El primero no le ha dado muchas opciones, algo falto de fuerza y muy mal hecho. Despistado, sin humillar... No ha ayudado nada. El segundo, también falto de fuerza, se ha dejado y se ha movido más, por lo que desde mi punto de vista Manzanares ha tenido parte de culpa en ese fracaso monumental. Dos toros, dos petardos del alicantino.

FALTÓ CULMINAR

También ha fracasado hoy el mítico Morante de la Puebla. Tanto, que ha salido entre pitos y almohadillas del coso de Las Ventas. El primero de la tarde, "Centella", nos ha dejado cuatro embestidas muy buenas acompañadas del artístico movimiento de muleta de Jose Antonio. El cuarto se resume en un pase, una trinchera que ha justificado la presencia en Madrid para algunos y que ha merecido pitos para otros. Yo soy más de los segundos.

En definitiva, todo se resume en Alejandro Talavante, el centro de atención de la tarde de toros del 6-6-12. Un día mas, dejo la ficha y muchas gracias por leerme:

Cuatro toros de la titular (Núñez del Cuvillo) y dos de Victoriano del Río. Todos justos de presentación, algunos de ellos anovillados e inaceptables para:
Morante de la Puebla (verde esperanza y oro): Pitos, pitos.
Manzanares (azul marino y oro): Palmas, palmas.
Talavante (grana y oro): Oreja, oreja.
Tarde nublada en la que se corto el cartel de "no hay billetes".

Iñigo Martín Apoita